En sus viajes oficiales

La monarquía belga cambia en el exterior las cenas de gala por cócteles para ahorrar

El portavoz del Ministerio belga de Exteriores, Michel Malherbe, indicó que las actividades oficiales incluidas en esos desplazamientos al extranjero "van a disminuir", ya que "sería irresponsable" organizar actos onerosos cuando el Gobierno federal estudia cómo cuadrar el presupuesto del próximo año. Además, la princesa Matilde reduce a la mitad su número de desplazamientos.

El príncipe belga Felipe, y su mujer Mathilde, con sus hijos de vacaciones en Londres.
El príncipe belga Felipe, y su mujer Mathilde, con sus hijos de vacaciones en Londres. GTRES

Las misiones económicas al extranjero presididas por los miembros de la Familia Real belga se reducirán en número e incluirán una disminución de los gastos protocolarios, para adecuarse a los recortes presupuestarios a nivel federal, informan hoy los medios del país. El ahorro comenzará a aplicarse en los próximo viajes del príncipe Felipe de Bélgica, que empezará este viernes y que tiene por destino Australia y Nueva Zelanda.

Los recortes se prolongarán durante todo 2013 y conllevarán la reducción a la mitad del número de desplazamientos de la princesa Matilde, que hasta ahora casi siempre acompañaba al príncipe Felipe en las misiones comerciales. El periódico 'Le Soir' puntualiza que, aparte del ahorro, la ausencia de la princesa se explica porque su presencia absorbe excesiva atención, en detrimento de los objetivos comerciales de las visitas.

El Ministerio de Exteriores ha informado de que, en el caso del viaje a Australia y Nueva Zelanda, que será la última misión económica del príncipe este año, los recortes incluyen la eliminación de la tradicional recepción en Perth, Melburne y Sydney (ciudades que agrupan a una comunidad belga de algo más de 4.000 personas), así como de la habitual cena de gala.

En su lugar, habrá un cóctel la primera noche del viaje y una recepción el último día en Auckland, donde viven entre 500 y 600 ciudadanos belgas. El portavoz del Ministerio belga de Exteriores, Michel Malherbe, indicó que las actividades oficiales incluidas en esos desplazamientos al extranjero "van a disminuir", ya que "sería irresponsable" organizar actos onerosos cuando el Gobierno federal está estudiando cómo cuadrar el presupuesto del próximo año.

Malherbe subrayó, no obstante, que el ahorro en costes no pone en cuestión la importancia de esos viajes oficiales.

La financiación de los viajes en los que participa la Familia Real belga en misiones comerciales en el extranjero corre a cargo de tres niveles de organismos: el Ministerio de Asuntos Exteriores, las regiones de Valonia, Bruselas y Flandes y la Agencia belga de Comercio Exterior.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba