Internacional

Estalla otro artefacto en Nueva Jersey: la Policía investiga su conexión con la explosión en Nueva York

Las autoridades han hecho estallar este lunes un nuevo explosivo encontrado en Nueva Jersey, después de que el sábado otro artefacto causase 29 heridos en Manhattan.

El artefacto, de gran potencia, estalló en el barrio de Chelsea, en una zona de la ciudad muy frecuentada.
El artefacto, de gran potencia, estalló en el barrio de Chelsea, en una zona de la ciudad muy frecuentada. Efe

Una potente explosión ha sacudido a primera hora del lunes la ciudad estadounidense de Elizabeth, en Nueva Jersey, cerca del lugar en el que poco antes se localizó un paquete sospechoso. La explosión, según algunas fuentes, se produjo mientras un robot examinaba un paquete localizado poco antes en la estación de Elizabeth. Un portavoz del alcalde de Elizabeth, Chris Bollwage, ha agregado que podría haber más explosiones, ya que el paquete sospechoso, que fue localizado poco antes, es una mochila con "múltiples artefactos", según ha informado la cadena de televisión local NBC. Bollwage ha descartado en principio un intento de atentado y ha señalado, en cambio, que alguien "intentó deshacerse" del material. El suceso ha tenido lugar mientras continúan las investigaciones tras la explosión de un artefacto el sábado en Manhattan, que se saldó con al menos 29 heridos y por el que han sido detenidas cinco personas. En la zona fue encontrado un segundo explosivo que no llegó a estallar. Poco antes había estallado también otro artefacto en Nueva Jersey, si bien no causó heridos. Las autoridades investigan si los sucesos están relacionados.

El artefacto de Elizabeth podría contener hasta cinco dispositivos explosivos, de fabricación casera, y, según el alcalde Chris Bollwage, por el estruendo de la explosión podría haber causado heridos graves, lo que no ocurrió porque el área había sido evacuada. El paquete fue localizado en las vías del tren por dos personas que avisaron a la policía e indicaron que se veían cables y tubos saliendo del dispositivo. Inmediatamente, agentes de la policía y el FBI acudieron a la zona para examinar el artefacto, que poco después explotó mientras era examinado, aunque otros medios indican que la explosión fue controlada por los artificieros. 

Casi una treintena de heridos en Nueva York

Nueva York vivió el sábado escenas de nerviosismo por una explosión que causó 29 heridos -que el lunes por la mañana han abandonado en su totalidad los hospitales-, poco antes de que la ciudad en vísperas de la cumbre de la ONU que implica la presencia de casi un centenar de gobernantes. El artefacto, de gran potencia, estalló en el barrio de Chelsea, en una zona de la ciudad muy frecuentada y a una hora en la que los vecinos de Nueva York salen a las calles para disfrutar de la noche del sábado. Las autoridades no han dado detalles sobre el dispositivo utilizado, que estaba colocado dentro o al lado de un contenedor de basura, pero, según el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, se trata de un "acto deliberado" y un "incidente muy grave". 

De los 29 heridos, según fuentes oficiales, hay uno grave, pero ninguno de ellos tiene lesiones que pongan en riesgo su vida. La explosión generó caos en la zona, carreras de la gente y mucha confusión, según el relato de los testigos. Varios vehículos que estaban en el sitio de la explosión resultaron dañados.

Cuatro horas después de que estallara el artefacto, el alcalde de la ciudad acudió al lugar para recabar información y compartir con los periodistas detalles de los hechos. De Blasio confirmó que, mientras se dirigía a los periodistas, la policía estaba investigando la posibilidad de un segundo artefacto explosivo que no hizo detonación, a unas cuatro manzanas del lugar donde estalló el primero. 

El alcalde y las autoridades que lo acompañaban descartaron totalmente la posibilidad de una explosión de gas en Chelsea. "Creemos que se trata de un acto deliberado", insistió De Blasio. El alcalde, sin embargo, indicó también que "no hay evidencias de una conexión terrorista". "No hay una amenaza específica contra Nueva York por parte de alguna organización terrorista", recalcó.

"Me dolían los tímpanos"

Las autoridades están intentando determinar lo que ha sucedido, aunque tratan el suceso como un crimen. "Pensamos que es un acto intencionado", dijo el comisario jefe de la policía de Nueva York (NYPD), Jimmy O´Neill. "Ahora estamos tratando de determinar la causa de la explosión y el motivo". El suceso tuvo lugar el mismo día en el que O´Neill se estrenaba en el cargo. Su predecesor, William Bratton, se retiró formalmente este pasado viernes para dedicarse a asesorar a ejecutivos de grandes empresas en materia de seguridad.

Las fuerzas del orden están analizando múltiples vídeos. La explosión, según Reuters, se ha producido en el número 131, lado oeste, de la calle 23, frente a un edificio que alberga una asociación dedicada a la asistencia y a ayuda a las personas invidentes. Resultó ensordecedor, según los peatones. "Fue muy fuerte, me dolían los tímpanos, mi hijo de 10 años estaba en el asiento de atrás del coche y la explosión voló la ventana de la parte de atrás", dijo a esta agencia Tsi Tsi Mallett , que pasaba en su automóvil por la zona.

Como todos los años por estas fechas, la ciudad cuenta con especiales medidas de seguridad porque desde este domingo comenzarán a llegar unos 90 gobernantes, así como vicepresidentes, ministros y otros altos funcionarios, para participar en actos de la ONU.

El lunes se celebra una cumbre de refugiados y, al día siguiente, se abre el debate de alto nivel de la Asamblea General de Naciones Unidas, una serie de actividades que suelen sacar de quicio a los neoyorquinos por el corte de las calles próximas a la ONU, el tráfico colapsado en muchos lugares por los desplazamientos de los mandatarios y las especiales medidas de seguridad. Preguntado De Blasio si la explosión de esta noche pueda ser una amenaza a estos actos de la ONU, el alcalde respondió sólo: "Es muy pronto para saberlo".

Segundo artefacto: una olla

La Policía neoyorquina ha localizado un segundo artefacto en Nueva York, al parecer una olla a presión, a apenas unas manzanas de donde se produjo anoche una explosión que causó 29 heridos en el barrio de Chelsea, informaron medios locales. El nuevo hallazgo se ha producido entre las calles 27 y la VII Avenida, en el centro de Manhattan y, según fuentes policiales, parece una olla a presión de cuya parte central sale un cableado oscuro, indican las fuentes.

Las televisiones estadounidenses han mostrado imágenes de esta olla cuyos cables están conectados con cinta adhesiva de color plata. No se ha informado, por el momento, de lo que contiene el interior de este recipiente, aunque la policía neoyorquina ha avisado a los residentes para que no se acerquen a las ventanas de sus casas mientras se aclara el hecho. Este segundo hallazgo tuvo lugar apenas unas horas después de que se produjera la explosión que causó al menos 29 heridos, uno de ellos en estado grave.

Reacción de los candidatos

La candidata democrática a la presidencia de Estados Unidos, Hillary Clinton, aseguró estar en contacto con las autoridades de Nueva York. "Debemos hacer todo lo posible para apoyar a los equipos de primer nivel de respuesta y a las víctimas", dijo. 

El candidato republicano Donald Trump también se refirió a la explosión, y lo hizo durante un mitin en Colorado cuando dijo a sus seguidores que una "bomba" había estallado en Nueva York. "Nadie sabe lo que está pasando exactamente, pero chico, vivimos un tiempo... Será mejor que nos hagamos duros, amigos".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba