Internacional

Obama se impone a Romney y ocupará la Casa Blanca durante cuatro años más

Finalmente el demócrata ha sido el merecedor de la confianza de los norteamericanos, imponiéndose en estados clave como Colorado y Ohio. Los resultados dejan a los republicanos el control del Congreso.

Ambos candidatos comparecieron con sus respectivas mujeres, a las que agradecieron su apoyo
Ambos candidatos comparecieron con sus respectivas mujeres, a las que agradecieron su apoyo Gtres

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha conseguido la reelección en los comicios que se han celebrado este martes en el país norteamericano, al imponerse al candidato republicano, Mitt Romney, tanto por número de compromisarios como por voto popular.

A pesar de que la noche electoral arrancaba con una clara ventaja del exgobernador de Massachusetts, finalmente el inquilino de la Casa Blanca se ha impuesto en 25 estados, sumando un total de 303 votos electorales y más de 53 millones de votos populares. La presidencia se obtiene con 270.

Las victorias más importantes han sido las conseguidas en los estados clave, llamados 'swing states' porque en cada elección suelen cambiar su tendencia de voto: Colorado, Iowa, New Hampshire, Ohio, Pensilvania, Virginia y Wisconsin. Destaca también el triunfo del presidente estadounidense en el estado de California, ya que, a pesar de que es uno de los bastiones tradicionales del Partido Demócrata, aporta 55 compromisarios al balance total, según recoge EP.

Además, Obama ha ganado en los estados de Connecticut, Delaware, Hawai, Illinois, Nevada, Nuevo México, Nueva York, Nueva Jersey, Maine, Maryland, Michigan, Minesota, Massachusetts, Oregón, Rhode Island, Vermont y Washington.

Los estados clave han vuelto a ser, una vez más, decisivos en la victoria de Obama

El presidente podría sumar también el estado de Florida, donde la pugna sigue viva. Con el 97 por ciento del escrutinio completado, Obama ha obtenido el 50 por ciento de los sufragios (4.062.230), un punto por delante de Romney, con 3.997.004 votos.

Mapa republicano

Por su parte, Romney se ha alzado con la victoria en 24 estados, lo que equivale a 206 votos electorales, 64 menos de los mínimamente necesarios, lo que le ha hecho perder la Presidencia, aunque ha conseguido más de 52 millones de votos populares. Además de la derrota, la nota más amarga de la noche electoral para Romney ha sido la victoria de Obama en Massachusetts, ya que, aunque estaba pronosticada, fue gobernador de este estado entre 2003 y 2007, y Boston, su capital, ha sido el lugar elegido por el candidato republicano para aguardar los resultados electorales.

No obstante, ha conseguido importantes victorias en Indiana y Carolina del Norte, otro 'swing state', ya que ha conseguido cambiar la tendencia de voto de las elecciones presidenciales de 2008, en las que Obama ganó al entonces candidato republicano, John McCain, en estos estados. También es significativo, aunque ampliamente vaticinado por los sondeos sobre intención de voto, el triunfo de Romney en el estado de Texas, en primer lugar, porque le ha dado 38 compromisarios, y, en segundo, porque le ha ayudado a consolidar el dominio republicano del sur.

Utah era otra de las plazas seguras para el exgobernador de Massachusetts, ya que allí se concentra la población mormona de Estados Unidos y Romney llegó a ser obispo de esta confesión religiosa.

Los otros territorios que han votado por el candidato republicano son Alaska, Alabama, Arizona, Arkansas, Carolina del Sur, Dakota del Norte, Dakota del Sur, Georgia, Idaho, Kansas, Kentucky, Louisiana, Nebraska, Misuri, Misisipi, Montana, Oklahoma, Tennessee, Virginia Occidental y Wyoming.

Colegio Electoral

En realidad, los estadounidenses no han elegido directamente a su próximo presidente, dado que lo hacen los 538 compromisarios que integran el Colegio Electoral. Este número se corresponde con los 435 miembros de la Cámara de Representantes, los 100 miembros del Senado y los tres delegados del Distrito de Columbia.

El presidente reelegido prestará juramento de su cargo el próximo 20 de enero tras un proceso de voto de los 538 compromisarios del Colegio Electoral

La reunión del Colegio Electoral se celebra tradicionalmente el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre, es decir, el 17 de diciembre, aunque, en realidad, los compromisarios no se reúnen físicamente, sino que lo hacen en sus respectivos estados y depositan sus votos por separado para el presidente y el vicepresidente.

A continuación el resultado se registra en un 'certificado de voto' y se remite al Congreso y a los Archivos Nacionales para que quede registrado. Finalmente, los votos electorales son contados en una sesión conjunta del Congreso que se celebrará el 6 de enero.

El vicepresidente, como presidente del Senado, será el encargado de presidir la sesión de recuento y anunciar quién ha sido elegido presidente y vicepresidente de Estados Unidos. Tras ello, Obama prestará juramento de su cargo el 20 de enero.

Sin cambios en el Congreso

Además de las elecciones presidenciales, este martes los estadounidenses también han elegido a los 435 miembros de la Cámara de Representantes y a 33 de los 100 miembros del Senado.

En el ámbito legislativo apenas ha habido cambios, ya que los republicanos han conseguido mantener su mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que los demócratas han hecho lo propio en el Senado, lo que hace prever otra legislatura de parálisis en el Congreso.

En el Senado, los demócratas han arrebatado escaños clave de Massachusetts e Indiana a los republicanos, al tiempo que han conseguido mantener en su poder los de Wisconsin y Virginia.

En el lado republicano, destaca el triunfo en Nebraska, donde Deb Fischer, apoyado por la exgobernadora de Alaska Sarah Palin, ha expulsado de su escaño al senador demócrata Ben Nelson, y en Texas, donde el representante del Tea Party Ted Cruz ha conseguido reemplazar a Kay Bailey, que ha anunciado su jubilación.

Sin embargo, el congresista republicano Todd Akin, criticado por asegurar que el cuerpo de la mujer tiene formas de evitar un embarazo en caso de"violaciones legítimas", se ha quedado finalmente sin escaño en el Senado tras perder las elecciones frente a la aspirante demócrata Claire McCaskil.

Entre los datos llamativos se encuentra la vuelta de un miembro de la familia kennedy al capitolio: Joe Kennedy III, elegido por Massachusetts

En la Cámara de Representantes, el candidato republicano a la Vicepresidencia, Paul Ryan, ha mantenido su sitio como representante de un distrito del sureste de Wisconsin, imponiéndose al aspirante demócrata, Rob Zerban. Así, tras su derrota en las elecciones presidenciales, Ryan volverá al Congreso, donde ha pasado 14 años, los últimos como presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Representante, cargo que le lanzó a la carrera por la Casa Blanca.

Los Kennedy vuelven al capitolio

Además, la familia Kennedy, una de las históricas de la política estadounidense, volverá la próxima legislatura al Congreso de la mano de Joe Kennedy III, que ha sido elegido para la Cámara de Representantes por el estado de Massachusetts, en sustitución del también demócrata Barney Frank.

El nuevo congresista, de 34 años de edad, es nieto del exsenador y fiscal general Robert Kennedy, que fue asesinado, al igual que su hermano, el expresidente John F. Kennedy.

Los Kennedy llevaban dos años sin presencia en el Capitolio, desde que Patrick Kennedy abandonó su escaño en 2011. Su salida puso fin a 64 años de servicio familiar en el Congreso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba