Internacional

Estados Unidos crecío un 0,67% en el tercer trimestre de 2013

El Gobierno explica que el incremento de la actividad entre julio y septiembre se debió principalmente a cifras más altas en los inventarios y exportaciones.

El incremento de la actividad entre julio y septiembre se debió principalmente a cifras mas altas en inventarios y exportaciones.
El incremento de la actividad entre julio y septiembre se debió principalmente a cifras mas altas en inventarios y exportaciones. EFE

La actividad económica de Estados Unidos creció en el tercer trimestre a un ritmo anual del 2,7%, siete décimas más que en el cálculo inicial, según ha indicado este jueves el Departamento de Comercio. Este es el dato anualizado, que pasado a dato trimestral supone un crecimiento del 0,67% entre junio y septiembre. En el segundo de sus tres cálculos del Producto Interior Bruto (PIB) del tercer trimestre, el Gobierno ha explicado que el incremento de la actividad entre julio y septiembre se debió principalmente a cifras más altas en los inventarios y exportaciones. En el trimestre anterior, el PIB de EEUU creció a un ritmo anualizado del 1,3%.

El informe sustenta la política de la Reserva Federal de seguir estimulando la economía para promover el crecimiento de la actividad económica y reducir el desempleo, que tras más de tres años después de haber terminado la recesión está en el 7,9%. El gasto de los consumidores, que en EEUU representa casi el 70% de la actividad económica y que había crecido a un ritmo del 1,5% entre abril y junio, aumentó el 1,4% entre julio y septiembre. En el cálculo inicial el Departamento de Comercio había informado de un crecimiento del 2% en el gasto de los consumidores en el tercer trimestre.

En su colección periódica de información acerca de la actividad en los doce distritos del Sistema de la Reserva Federal, el "Libro Beige" indico ayer que la actividad de las fábricas en la mayor parte de Estados Unidos registra una desaceleración o una contracción ante la posibilidad de una crisis fiscal a fin de año.

Desde que en julio de 2009 EEUU salió de la recesión más profunda y prolongada el sector manufacturero ha estado al frente de la reactivación, pero a un ritmo demasiado lento como para reducir sustancialmente el desempleo. La amenaza del precipicio fiscal, que supone recortes en el gasto público y un incremento de los impuestos al comenzar 2013, ha hecho que los consumidores se mostraran con cautela en el comienzo de la temporada de rebajas y muchos empresarios han postergado la inversión en equipos, producción y contratación de trabajadores.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba