Internacional

Brown acusa a Cameron de impulsar el independentismo escocés con su estrategia

A 100 días de la consulta, el laborista cree que el debate se ha reducido a un "Escocia contra Gran Bretaña"

Gordon Brown
Gordon Brown Gtresonline

El ex primer ministro británico, Gordon Brown, ha acusado a su sucesor en el puesto, David Cameron, de permitir que la discusión política en torno al referéndum de independencia escocés se reduzca a un debate de "Escocia contra Gran Bretaña".

El político laborista asegura que Cameron ha cometido "un gran error" al caer en la trampa de los nacionalistas. Brown cree que amenazar a los escoceses con recortes y con una posible bancarrota en caso de que el país logre la independencia sólo traerá perjuicios a la causa unionista. "Creo que los nacionalistas quieren que la gente piense que esto es Escocia contra Reino Unido", ha manifestado Brown en declaraciones a 'Sky News'.

Brown, nacido en Glasgow, preferiría un debate sobre las "dos visiones sobre el futuro de Escocia", en lugar de "decirle a los escoceses que van a perder sus trabajos en el Ministerio de Defensa o que van a ir directos a la bancarrota". Al contrario, el ex primer ministro dice sostener "una visión patriótica". "Tenemos nuestro parlamento, nuestro fuerte sentido de nación, nuestras propias instituciones, cuyas competencias deben ser aumentadas, pero eso no significa romper todo vínculo con el Reino Unido", señala.

"La otra visión supone decir que todo vínculo ha de ser eliminado. Cuando hablamos de separar el sistema de pensiones, la financiación de la sanidad, la BBC o el ejército, hablamos de cosas que no quiere la gente", explica Brown.

Las declaraciones, que llegan a poco más de tres meses de la consulta vinculante sobre la secesión de Escocia de Reino Unido, suponen la discrepancia más relevante que hasta el momento han tenido conservadores y laboristas. Ambos partidos han defendido, también junto a los liberales, el mantenimiento de la Unión, a través de la coalición 'Better Together' -mejor juntos-.

Los tres partidos que forman dicha coalición han prometido otorgar a Escocia mayores competencias en materia fiscal en caso de que rechace la independencia.

Una promesa ante la que el ministro principal escocés, Alex Salmond, se muestra escéptico. El líder de los nacionalistas considera que sería "muy tonto" creer las promesas de Westminster teniendo en cuenta experiencias pasadas.

Salmond también ha criticado al presidente estadounidense, Barack Obama, por perder al "neutralidad" y apoyar públicamente la opción unionista. Tampoco se ha librado de las críticas David Cameron, al que Salmond acusa de "suplicar a todo el que puede para que se posicione contra la independencia de Escocia".


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba