Internacional

Israel se prepara para el caos en Egipto y el terrorismo de Hamás

.

Desde 1979 la "paz fría" entre Israel y Egipto ha demostrado ser más sólida de lo esperado. Firmada por James Carter, Menajem Beguin y Anwar el Sadat en los jardines de la Casa Blanca, ha superado atentados, incidentes y guerras regionales. En sus aspectos militares -división del Sinaí en tres áreas con armamento limitado y una fuerza internacional en medio-, el acuerdo ha sido escrupulosamente respetado. Ahora enfrenta el nuevo reto de mantenerse tras la caída de Hosni Mubarak y la ausencia de un poder efectivo en el país del Nilo. El pulso entre los radicales "Hermanos Musulmanes" -antioccidentales, antijudíos y anticristianos- y el ejército egipcio durará años. Salvo que el ex Premier Shafik sea el verdadero triunfador en las elecciones presidenciales, en las que ambos candidatos se adjudican la victoria. Hoy jueves está previsto el anuncio de los resultados oficiales.

Para Egipto mantener el acuerdo con el estado hebreo resulta clave.

Para Egipto mantener el acuerdo con el estado hebreo resulta clave. Su economía y su ejército necesitan los 2.200 millones de dólares que le entrega anualmente Washington como "premio" por su rol pacificador. Asimismo, volver a la era de enfrentamientos con Israel podría acarrear el cierre del canal de Suez y la desaparición de ya menguado turismo extranjero. Ningún gobierno normal puede permitirse riesgos semejantes. Si los "Hermanos Musulmanes" constituirían un gobierno sensato ya es otro tema...

Por lo pronto, la confusa situación está creando una realidad peligrosa. En las últimas 48 horas el grupo terrorista Hamás -que gobierna Gaza desde 2007- ha disparado unos 70 cohetes contra el sur de Israel. Si bien casi todos han caído en zonas despobladas, uno de ellos provocó tres heridos de la guardia fronteriza. La aviación hebrea atacó en respuesta siete objetivos de Hamás en la franja. Ayer miércoles un guerrillero de "Jihad Global" fue herido de gravedad; había participado en los ataques del martes. Se lo identificó como Mujamad Roan, un dirigente de peso y partidario de la "guerra santa" contra los "infieles" en todo el mundo. Los poblados agrícolas del "Consejo Regional Eshkol", en cuya área cayeron los misiles, suspendieron sus actividades y los niños no fueron a clase. Varios incendios fueron apagados por los bomberos y tres mujeres fueron atendidas por crisis nerviosas.

Vacío de poder en El Cairo

El ministro de Seguridad Interior, Itzjak Aharonovich, llegó a la zona de los ataques y declaró que "hay que reaccionar con dureza, erradicar al terrorismo... Hamás es el pricipal responsable de lo que ocurre". Analistas políticos israelíes coinciden en que el factor agravante es el vacío de poder en El Cairo, que siempre jugó un rol mediador para mantener la calma. Los islamistas palestinos prefieren una victoria de Mojamed Mursi, pues creen que los "Hermanos Musulmanes" les darán un apoyo mayor que Shafik, partidario de respetar los acuerdos con Israel.

En los últimos días Israel movilizó sus modernos tanques hacia la frontera sur, algo prohibido por el acuerdo de paz, pero acordado con la Junta Militar gobernante. El hecho se vio como otra demostración de la impotencia egipcia para controlar la situación en su propio territorio. Expertos militares coinciden en que si Israel decidiera, en un caso extremo, ocupar el desierto del Sinaí, lo lograría en menos de una semana.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba