Internacional

Detenido un segundo sospechoso por su presunta implicación en el atentado de Londres

Se trata de un hombre de 21 años que podría estar implicado en el ataque terrorista perpetrado el viernes en la estación de metro de Parsons Green. El individuo ha sido detenido horas después de que se arrestase a un primer sospechoso de 18 años.

Una pareja de agentes patrulla en los alrededores del Parlamento británico.
Una pareja de agentes patrulla en los alrededores del Parlamento británico. EFE

Las fuerzas de seguridad de Reino Unido han detenido a una segunda persona, un hombre de 21 años, por su presunta implicación en el ataque terrorista perpetrado el viernes en la estación de metro de Parsons Green, después de que horas antes fuese arrestado un primer sospechoso de 18 años en Dover.

La Policía Metropolitana ha informado este domingo de una nueva detención que tuvo lugar el sábado a última hora en la localidad de Hounslow, situada a las afueras de Londres. El sospechoso ha sido trasladado provisionalmente a una comisaría de la capital británica.

Los detectives que investigan la explosión no descartan la posibilidad de que haya otros cómplices. Como parte de la investigación, las fuerzas del orden registraron ayer una casa en la localidad de Sunbury-on-Thames, en el condado de Surrey (a las afueras de Londres). Además de registrar la vivienda, la Policía evacuó a los vecinos del barrio durante varias horas como medida de precaución.

Según los medios, la vivienda registrada por la Policía es propiedad de Ronald Jones, de 88 años, y su mujer, Penelope, de 71, conocidos en la zona por dar refugio temporal a numerosos jóvenes sin hogar, una labor por la que la reina Isabel II les condecoró con la medalla de la Orden del Imperio Británico (MBE) en 2010. La prensa indica hoy que esta pareja cuidó recientemente a jóvenes refugiados de países como Siria e Irak.

Las autoridades han hablado ya con un centenar de testigos y han examinado más de 180 vídeos y fotografías para tratar de esclarecer lo ocurrido en Parsons Green. La explosión de una bomba casera, reivindicada por el grupo terrorista Estado Islámico, causó 29 heridos y llevó al Gobierno de Theresa May a elevar al máximo el nivel de alerta antiterrorista.

La ministra del Interior, Amber Rudd, ha admitido este domingo en una entrevista con la cadena BBC tras el segundo arresto que el ataque no parece haber sido obra de un único lobo solitario, si bien al mismo tiempo también ha dicho que "es muy pronto para extraer una conclusión definitiva".

Rudd ha considerado "inevitable" que una organización como Estado Islámico se atribuya un incidente de este tipo, pero ha apelado a la cautela y ha negado que exista confirmación alguna al respecto. Entre los aspectos que quieren aclarar los investigadores figura también cómo se pudo radicalizar el presunto autor de los hechos.

Rudd ha reconocido que 2017 está siendo un año "como ningún otro" para Reino Unido en lo que a terrorismo se refiere, con cinco "ataques graves" perpetrados y otros seis desarticulados por las fuerzas de seguridad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba