Internacional

Las Fuerzas de Seguridad danesas matan al autor de los dos tiroteos de Copenhague

Dos tiroteos separados por horas y ocurridos en un centro cultural y cerca de una sinagoga de Copenhague han dejado dos personas muertas y otras cinco heridas. La policía ha abatido a un hombre en una zona cercana, que según las Fuerzas de Seguridad danesas es la misma persona que protagonizó los tiroteos.

Dos personas murieron y otras cinco resultaron heridas en dos tiroteos separados por horas y ocurridos en un centro cultural y cerca de una sinagoga de Copenhague, donde se celebraba un debate sobre blasfemia y libertad de expresión. Un incidente calificado por las autoridades de atentado terrorista. "Todo indica que el ataque fue planeado y las circunstancias en torno a los tiroteos apuntan a que se trata de un atentado terrorista", informaron los servicios de inteligencia daneses (PET). Más tarde, cerca de la zona donde tuvieron lugar los tiroteos, la Policía danesa ha matado a un hombre en el barrio de Norrebro, que las fuerzas de seguridad de Copenhague es la misma persona que protagonizó los dos tiroteos horas antes.

"Nuestra hipótesis es que se trata del autor de los dos tiroteos en Copenhague", dijo este domingo en rueda de prensa el inspector Jørgen Skov, que apuntó que nada indica que contara con ayuda y que se mantendrá la presencia "masiva" de agentes en el centro de la capital danesa, según Efe.

Según la hipótesis policial, elaborada sobre todo a través de grabaciones de vídeo, el individuo abrió fuego contra un centro cultural donde se celebraba un debate sobre blasfemia, un incidente en el que falleció un hombre y tres agentes salieron heridos. De allí se trasladó en un vehículo que fue encontrado a tres kilómetros del lugar y luego tomó un taxi a la dirección en el barrio de Nørrebro donde fue abatido de madrugada, después de presuntamente protagonizar un segundo tiroteo ante un sinagoga.

"Nada indica todavía que haya tenido colaboradores, aunque es algo que debemos investigar más en detalle"

El individuo -descrito como un joven de entre 25 y 30 años de "rasgos árabes"- permaneció unos veinte minutos en ese lugar, localizado gracias a la ayuda del taxista y desde el que se dirigió al centro de la capital, donde de madrugada mató a un joven judío delante de una sinagoga e hirió a dos agentes. "Hay varias cosas que apuntan a que así sucedió, y nada indica todavía que haya tenido colaboradores, aunque es algo que debemos investigar más en detalle", dijo Skov en una breve comparecencia en la que la Policía no aceptó preguntas.

Las autoridades no han facilitado más datos sobre la identidad o los motivos del sospechoso.

Tampoco han podido confirmar aún si el objetivo era el artista sueco Lars Vilks, amenazado por grupos islamistas por retratar en 2007 a Mahoma como un perro y que estaba presente en el lugar, al igual que el embajador francés en Dinamarca. Ambos resultaron ilesos en el suceso. El atentado se produjo mientras se celebraba en el interior del local, situado en la zona este de la capital y cerca del estadio nacional Parken, un seminario organizado por el comité de apoyo a Vilks, que cuenta con protección policial desde hace años.

La Policía pensaba inicialmente en dos sospechosos pero, tras completar los primeros interrogatorios, centró la búsqueda en un hombre "de rasgos árabes" de entre 25 y 30 años, que llevaba cubierta la parte inferior de la cara con un pañuelo y portaba un arma automática.

Ha sido difundida una imagen borrosa del sospechoso captada por una cámara de seguridad próxima al lugar mientras se ha desplegado en el centro de Copenhague un fuerte dispositivo de seguridad.

En el atentado, en el que se dispararon según testimonios presenciales entre 30 y 40 tiros, resultó muerto un civil de unos 40 años y heridos de levedad tres agentes, dos de ellos miembros del PET, en el hombro, la pierna y en el pubis, respectivamente.

Horas después, ya entrada la madrugada del domingo, un tiroteo cerca de una sinagoga causó la muerte de otro civil y heridas a dos policías, que están fuera de peligro, según declaró Allan Teddy Wadsworth-Hansen, de la policía de Copenhague, en una conferencia de prensa. "Un civil se ha visto afectado, y ahora falleció. No tengo más comentarios al respecto", declaró el portavoz.

El coche usado en la huida, un Volkswagen Polo, fue encontrado a unos tres kilómetros del centro cultural, aunque no han sido localizadas las armas usadas en el tiroteo.

El Gobierno ha elevado al máximo el nivel de alerta en la capital y el Ministerio de Defensa puso a disposición de la policía un operativo especial para ayudar en la captura del sospechoso, la "principal prioridad" durante la noche del sábado, como dijo la primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt.

El seminario, con el título "Arte, blasfemia y libertad de expresión", había sido organizado por el Comité Lars Vilks con motivo de los atentados yihadistas del mes pasado en París que costaron la vida a, entre otros, 12 empleados de la revista satírica Charlie Hebdo, conocida por sus ilustraciones del profeta del Islam.

Vilks, de 68 años, ha recibido amenazas de varios grupos fundamentalistas islámicos desde que en agosto de 2007 publicó un retrato de Mahoma como un perro en el periódico sueco "Nerikes Allehanda". Los tribunales de Suecia condenaron en 2010 a dos y tres años de cárcel a dos hermanos por incendiar la casa del artista en el sur de este país nórdico.

Dinamarca ha sufrido varios atentados tras su intervención en las guerras de Irak y Afganistán, y la publicación en 2005 de una famosa serie de caricaturas de Mahoma

Dinamarca ha sufrido varios intentos de atentado en los últimos años tras su intervención en las guerras de Irak y Afganistán, y la publicación en 2005 de una famosa serie de caricaturas de Mahoma por el diario conservador Jyllands-Posten, que provocó un conflicto internacional con varios países musulmanes.

La sede de Jyllands-Posten y el caricaturista Kurt Westergaard, autor de un dibujo de Mahoma con un turbante-bomba, han sido el blanco preferido, aunque los servicios de inteligencia daneses habían abortado hasta ahora todos los intentos. 

Francia y Dinamarca condenan el atentado

La primera ministra danesa, Helle Thorning-Schmidt, calificó de "cínico acto de violencia" el tiroteo ocurrido en el centro cultural de Copenhague. "Dinamarca ha sido atacada hoy por un cínico acto de violencia. Todo indica que el tiroteo en Østerbro (el barrio donde está situado el centro cultural atacado) fue un atentado político y por lo tanto un acto terrorista", señaló en un comunicado Thorning-Schmidt.

Thorning-Schmidt señaló que todos los recursos policiales están dedicados a la búsqueda del sospechoso y que capturarle es la "prioridad principal" de las autoridades. "El atentado es un acto que me llena de profunda ira. Pondremos todos los medios para encontrar a los culpables y llevarlos ante un tribunal", afirmó.

Además, el presidente de Francia, François Hollande, ha sido la primera autoridad internacional en reaccionar al suceso y ha expresado a la primera ministra de Dinamarca , Helle Thorning-Schmidt, "la plena solidaridad de Francia". De igual modo, el Elíseo ha informado de que el ministro del Interior francés, Bernard Cazeneuve, se desplazará a Copenhague a la mayor brevedad posible para evaluar en persona las circunstancias de este suceso.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba