Internacional

Francia penetra en el sector ferroviario español al adquirir el 25% de Comsa

El operador galo SNCF quiere potenciar transporte de mercancías en la península, estancado, y los trenes de viajeros, especialmente el AVE. Inmersa en un ERE, Comsa aguarda la liberalización del sector para competir con Renfe Operadora. 

Dos trenes de la SNCF estacionados en la estación de Austerlitz, en París.
Dos trenes de la SNCF estacionados en la estación de Austerlitz, en París. CC via Flickr

Una genial maniobra del operador francés Société Nationale de Chemins de Fer (SNCF) ha permitido al país vecino penetrar por fin en el mercado ferroviario de España. La SNCF (50.000 trabajadores, 30.000 millones de euros de deuda) ha aprovechado la debilidad de la empresa de infraestructuras Comsa Ente, inmersa en un ERE, para entrar por donde no se la esperaba. Con la compra del 25% de la compañía española, culmina el intento galo de entrar en el sector, tras solicitar la SNCF a Fomento la licencia para operar la relación por AVE Madrid-Barcelona, petición de la que no hay noticias.

De momento, la SNCF tendrá que conformarse con una cuota de mercado del transporte español de Mercancías inferior al 10% (el resto lo copa Renfe, que solo ha liberalizado este sector tímidamente). Comsa Ente es el primer operador privado en este terreno. Sin embargo, la progresiva caída de los Mercancías (el 96% del tonelaje peninsular viaja por carretera) ha golpeado a Comsa, que de facturar unos 2.100 millones de euros en 2011 pasó a 1.700 millones el año pasado, una merma que se ha saldado con la propuesta de un ERE sobre 355 trabajadores (25% de la plantilla) y la venta de ese mismo porcentaje (25%) a la filial SNCF Geodis.

Los países europeos, especialmente Francia y Alemania, están al acecho del pastel ferroviario español, que en teoría debe de liberalizarse este año; aunque todo apunta a que el proceso sufrirá un retraso importante. París y Berlín no abrirán a la competencia sus operadores antes de 2019, pero no hacen ascos a entrar en otros países. En enero, la Deutsche Bahn germana se hizo con la española Dimetronic, una de las compañías punteras en señalización y presente en el AVE a La Meca.

Además, la adquisición de un cuarto de Comsa Emte coincidió la semana pasada con la visita de la ministra de Fomento, Ana Pastor, a su homólogo germano, Peter Ramsauer, para abordar la cuestión del transporte de mercancías (sector que goza de éxito en Alemania). Renfe y DB aprovecharon el viaje para firmar un acuerdo del que no hay demasiadas noticias: "los dos operadores nacionales de referencia analizarán la posibilidad de establecer alianzas para incrementar y mejorar el transporte internacional de mercancías por ferrocarril entre España y Alemania", reza una nota difundida por el ministerio.

Algunas fuentes ferroviarias destacan el desconcierto que se vive en Fomento con el asunto de la liberalización. España señaló la apertura de sus trenes al mercado para el próximo 31 de julio, pero el enriscamiento posterior de la SNCF y la DB alteró el panorama. Así, en febrero Fomento emplazó un obstáculo inesperado -los llamados "títulos habilitantes"- que ha desanimado a las empresas solicitantes de licencia para operar trenes de viajeros. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba