Internacional

Testimonios desde el centro de la tragedia: "No nos atrevemos a salir"

Caos e incertidumbre tras la cadena de atentados en la ciudad de Bruselas. Al menos 34 personas han fallecido, por el momento, ningún español, entre ellos. "La policía nos ha parado en la entrada, cuando íbamos a llegar a la zona de facturación", narra una superviviente a 'Vozpópuli'.

Pasajeros y trabajadores evacúan el edificio de la terminal tras registrarse explosiones en Bruselas
Pasajeros y trabajadores evacúan el edificio de la terminal tras registrarse explosiones en Bruselas EFE

"Me he salvado porque he llegado tarde a facturar como siempre me pasa". Así ha sido como C.C., una española que se fue a Bruselas hace ya casi dos años con su familia, ha esquivado las explosiones que han sacudido esta mañana el aeropuerto de Zaventem, en la capital belga. "La policía nos ha parado en la entrada, cuando íbamos a llegar a la zona de facturación. Nos íbamos de viaje con la familia a Alicante", relata a Vozpópuli con gran alivio.  

El terrorismo ha golpeado de nuevo al corazón de Europa con al menos 34 muertos debido a una cadena explosiones en el aeropuerto de la capital belga y en las céntricas estaciones de metro de Maelbeek, donde tiene su sede la Comisión Europea. Por el momento, según ha confirmado Exteriores, no hay españoles entre los muertos. "Yo vivo en la zona de la estación de metro de Schuman que está cerca de la salida de Maelbeek y no nos dejan asomarnos por la ventana". "Mi marido trabaja en el Parlamento europeo y le han llamado para que no fuera a trabajar", cuenta. 

"No dejan de escucharse sirenas, se habla incluso de un coche sospechoso en la misma Rue de la Loi, no nos atrevemos a salir", cuenta una Luisa Marino

Esta joven española narra que en Bruselas cuando suceden altercados así la ciudad se paraliza y directamente todo deja de funcionar. "Aquí todo se bloquea, estaciones de metro, la estación de tren, supermercados...". "Mañana comienzan las vacaciones en la ciudad y por ahora no hay forma de salir de Bruselas", concluye.

"No nos atrevemos a salir"

Otra testigo directa de las explosiones, Luisa Marino, directora de programas en la Network of European Foundations (NEF), cuenta que no se atreven a salir de la oficina. "Trabajo en pleno centro, muy cerca de la Rue de la Loi (famosa por la presencia de varios edificios gubernamentales), al lado del ministerio del Interior. No dejan de escucharse sirenas de ambulancias y de la policía, se habla incluso de que hay un coche sospechoso en la misma Rue de la Loi, no nos atrevemos a salir".

Incertidumbre también es lo que se está viviendo en el Parlamento europeo, a escasa distancia de las estaciones de Maalbeek y Schuman. Fuentes consultadas a Vozpópuli han apuntado que a los eurodiputados se les ha pedido que permanezcan en sus oficinas y "se ha palizado la actividad de las comisiones".

Por su parte, el periodista Willem Van Mullem, que trabaja en VRT, televisión pública de Bélgica explica que en las calles sólo se ven periodistas y policías. "Ahora mismo Bruselas es una ciudad fantasma. Todo está bloquedao, toda la gente permanece en sus oficinas sin salir". "Estamos en nivel 4 de alerta, y en todos los colegios del país, no solo en Bruselas, han dado órdenes de que los niños no salgan de las aulas", dice.

Sobre la relación de la detención de uno de los cerebros de los atentados de París con las explosiones de este martes en la capital belga, este periodista dice que obviamente muchas personas pueden pensar que existe una conexión y que la pregunta está ahí. "Hasta que no haya una confirmación oficial por el Gobierno y la Policía belga, todo son especulaciones", insiste.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba