Internacional

Las ollas utilizadas en Boston son de la marca española Fagor

Mientras avanzan las investigaciones, las autoridades van encontrando indicios que apuntan a que las bombas se encontraban dentro de una olla express cargada de metralla para provocar el mayor daño posible. 

Las autoridades que investigan los ataques han hallado la tapa de una olla de presión, aparentemente usada en uno de los artefactos, y lo que parece un trozo de circuito del detonador, según indican los medios locales. La cadena CNN de televisión informó de que los investigadores hallaron en la azotea de un edificio cercano al sitio de una de las explosiones la tapa de una olla a presión supuestamente usada como contenedor de la bomba. Según informa el diario The New York Times, las ollas son de la marca española Fagor.

La olla que pudo haber contenido el artefacto estaba dentro de una mochila o bolso de nailon negro, según fuentes de las fuerzas de seguridad citadas por varias cadenas de televisión estadounidenses.

El congresista republicano Michael McCaul, que pertenece al comité de Seguridad Nacional de la Cámara Baja, confirmó que las autoridades creen que los explosivos son probablemente "artefactos de ollas a presión", similares a los explosivos rudimentarios usados contra las tropas estadounidenses en Afganistán e Irak. Este tipo de bomba improvisada es uno de los preferidos de los militantes de la organización terrorista Al Qaeda y ha sido empleado en numeros atentados en Oriente Medio, el norte de África o el Sureste Asiático.

Varias hipótesis de fabricación

El recurso a la olla a presión figuraba en uno de los números de la publicación digital Inspire, vinculada a Al Qaeda, del verano de 2010, donde se daban instrucciones sobre "Cómo fabricar una bomba en la cocina de tu madre", según recordaban hoy el diario The Washington Post y la revista Time. Pero también es una técnica muy apreciada por los grupos radicales americanos y neonazis que le han declarado la guerra al Gobierno de Washington.

Es de fabricación muy sencilla y no se requiere para su uso ninguna instrucción que no pueda recibirse desde el anonimato de internet, lo que facilita cualquier acción difícilmente detectable por parte de un "lobo solitario", como podría haber sido el caso de los atentados de Boston.

Las autoridades se inclinan a pensar que los artefactos del lunes pasado fueron detonados mediante un temporizador, y no por medio de teléfonos móviles, lo que habría revelado un nivel mayor de sofisticación y organización.

Pensadas para destruir y mutilar

De acuerdo con la cadena Fox, en al menos uno de los artefactos la olla a presión estaba unida a una tabla de madera, a la que también había pegada una botella llena de clavos, bolas de rodamiento y perdigones. Este aspecto, el que tiene que ver con el uso destructivo de la metralla, concuerda con el testimonio de varios de los médicos de urgencia que han tratado a los heridos durante las primeras horas, algunos de los cuales tuvieron que extraer de los cuerpos de las víctimas "40 o más" fragmentos metálicos punzantes.

Unas fotografías que están siendo examinadas por el Buró Federal de Investigaciones (FBI) parecen sugerir igualmente que una de las bombas fue abandonada en una bolsa o mochila en el lugar de los hechos. Las fotos muestran la zona cercana a la línea de meta antes y después del atentado. En la primera de ellas puede verse una bolsa cerca de un buzón de correos, apoyada contra una valla detrás de la que se agolpaban los espectadores. En la segunda instantánea, inmediatamente después de la explosión, no hay rastro de la bolsa.

Las fotos, una de las numerosas pruebas que están siendo analizadas por el FBI, fueron remitidas por un testigo a la cadena de televisión WHDH, filial de NBC, que a su vez las envió a los federales, para ayudarles en sus pesquisas.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba