Internacional

Benedicto XVI indulta a su exmayordomo, condenado por robarle documentos

El propio Benedicto XVI se encarga de comunicar su decisión a Paolo Gabriele, una de sus personas de confianza en el Vaticano hasta que se descubrió la sustracción. El empleado cumplía condena desde el pasado 25 de octubre en una celda de la Santa Sede.

El papa Benedicto XVI en su visita a su exmayordomo para comunicarle su indulto.
El papa Benedicto XVI en su visita a su exmayordomo para comunicarle su indulto. Osservatore Romano

El papa Benedicto XVI ha indultado a su exmayordomo Paolo Gabriele, de 46 años, condenado a 18 meses de cárcel por el robo de documentos reservados del Pontífice, ha informado este sábado el portavoz vaticano, Federico Lombardi. Gabriele, conocido como Paoletto, cumplía la condena desde el pasado 25 de octubre en una celda del Vaticano. El perdón fue comunicado directamente por el Papa a su exmayordomo, al que visitó en la celda, ha precisado Lombardi y un comunicado oficial de la Secretaría de Estado, recogido por Efe. Desde que se conoció la condena, ya se barajaba la posibilidad de que Benedicto XVI indultara a Paoletto, una de las personas de su confianza en el Vaticano.

"Esta mañana, el Santo Padre Benedicto XVI ha visitado en la cárcel al señor Paolo Gabriele para confirmarle su perdón y para comunicarle personalmente que había aceptado su petición de indulto, condonando la pena impuesta", ha señalado la Secretaría de Estado. Ha sido "un gesto paternal hacia una persona con la que el Papa ha compartido durante varios años una familiaridad diaria". Gabriele fue excarcelado inmediatamente y regresó a su domicilio, a pocos metros de donde cumplía la pena.

El exmayordomo, ha precisado Lombardi, no recuperará su trabajo y dejará de vivir en el Vaticano. "No obstante, la Santa Sede, confiando en la sinceridad del arrepentimiento manifestado, desea ofrecerla la posibilidad de reanudar con serenidad la vida junto a su familia", ha subrayado la Secretaría de Estado. Lombardi ha afirmado que el perdón del Papa "es una buena noticia" y el final de "un triste caso". El portavoz ha subraya que la visita de Benedicto XVI a la cárcel trae al recuerdo la que hizo Juan Pablo II a Ali Agca, el turco que le disparó en 1981 en la plaza de San Pedro del Vaticano.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba