Internacional

Obama impulsará nuevas medidas anti-Wikileaks mientras se toma "una pausa" con Rusia

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció este viernes su intención de revisar todos los programas de vigilancia de EEUU creando un grupo de expertos independientes. "Pueden y deben ser más transparentes" ha dicho.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama G3digital

El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció este viernes su intención de impulsar una serie de iniciativas legislativas y judiciales para incrementar las medidas de supervisión sobre los programas de masivos de espionaje tales como una modificación de la Ley Patriota (Patriot Act) o la reforma del tribunal previsto en la Ley de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA).

También habrá modificaciones en la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) para garantizar una mayor privacidad y se intentará explicar mejor al público cómo funcionan sus sistemas de espionaje masivo, que "pueden y deben ser más transparentes", ha explicado el mandatario. En conjunto, Obama ha defendido la revisión de todos los programas de vigilancia estadounidenses mediante la creación de un grupo de expertos independientes.

"Dada la historia de abusos cometidos por los gobiernos, es correcto cuestionarse la vigilancia, especialmente cuando la tecnología está modificando todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida", ha indicado Obama en rueda de prensa desde la Casa Blanca.

Así, ha defendido un equilibrio adecuado entre la seguridad y los derechos civiles y restablecer la confianza de la gente en el gobierno y sus programas de espionaje. "No me basta para mí como presidente confiar en estos programas. El pueblo americano también debe tener confianza en ellos", ha indicado.

Obama anunció modificaciones en la NSA para garantizar una mayor privacidad

En concreto, Obama impulsará una reforma de la Sección 215 de la Ley Patriota, la ley antiterrorista aprobada bajo el mandato de George W. Bush y poco después de los atentados del 11 de septiembre de 2001 contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono. Esta sección es la regula la recolección de "metadatos" como los registros de llamadas telefónicas y navegación por internet. En ese sentido, Obama ha asegurado que el gobierno no tiene ningún interés en espiar a los estadounidenses corrientes.

Además, el presidente ha anunciado su intención de negociar en el Congreso una reforma del Tribunal de Vigilancia de Inteligencia Exterior, creado en virtud de la Ley de Vigilancia de Inteligencia Exterior (FISA), responsable de autorizar las escuchas y la recolección de datos sobre individuos concretos.

Obama asegura que su Gobierno no tiene ningún interés en espiar a los estadounidenses corrientes

Obama ha explicado que pretende que haya un representante de las organizaciones de defensa de los derechos civiles que influya en las deliberaciones de este tribunal secreto para garantizar que se escucha una voz distinta en sus procedimientos a puerta cerrada y en los que hasta ahora sólo se escuchaba la opinión de los abogados del Departamento de Justicia.

Este anuncio podría ser interpretado como una victoria, al menos parcial, del extrabajador de la NSA Edward Snowden, ahora asilado en Rusia, quien denunció los programas de espionaje masivo estadounidenses, de alcance global. "No creo que el señor Snowden haya sido un patriota", ha afirmado Obama.

"Pausa" en las relaciones con Rusia

Barack Obama anunció también su intención de "tomarse una pausa" en las relaciones con Rusia para "reevaluar" las mismas. Obama se ha referido así a la decisión de anular la reunión que estaba previsto que mantuviera con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Moscú el próximo mes de septiembre.

Obama ha detectado un incremento de la "retórica antiestadounidense" tras la vuelta de Putin al Kremlin

"Creo que siempre ha habido cierta tensión en las relaciones Estados Unidos-Rusia tras la caída de la Unión Soviética", ha afirmado Obama en rueda de prensa desde la Casa Blanca. "Francamente, hay un amplio abanico de cuestiones en las que creemos que podemos lograr avances, pero Rusia no se mueve", ha indicado.

En cuanto a su relación con Putin, Obama ha asegurado que no tiene "una mala relación personal", aunque ha destacado que durante el mandato del anterior presidente, Dimitri Medvedev, hubo "importantes progresos".

"Creo que siempre ha habido cierta tensión en las relaciones Estados Unidos-Rusia", dice Obama

En cambio, con la vuelta de Putin al Kremlin como presidente, Obama ha detectado un incremento de la "retórica antiestadounidense". Por ello, ha instado a Putin a "mirar hacia adelante" en lugar de "hacia atrás".

"Sé que a la prensa le gusta fijarse en el lenguaje corporal y él tiene esa postura encorvada que le hace parecer un niño aburrido sentado al final de la clase. Sin embargo, lo cierto es que cuando mantenemos conversaciones son a menudo muy productivas", ha dicho, según ha recogido la agencia británica de noticias Reuters.

Legislación contra los homosexuales

En cualquier caso, ha rechazado la idea de retirar a Estados Unidos de los próximos Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebrarán en la ciudad rusa de Sochi, en protesta por la legislación contra la comunidad homosexual en el país. Obama ha señalado que "no sería apropiado".

En este sentido, ha destacado que "espera que algún atleta gay o lesbiana traiga a casa alguna medalla" y ha destacado que eso "sería positivo para rechazar las actitudes que se están viendo allí (en Rusia)". "Si Rusia no tiene atletas homosexuales, probablemente su equipo sea más débil", ha agregado.

Imprimir


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba