Internacional

Barack Obama prepara el relevo de Alan Solomont en la Embajada de Estados Unidos en España

El actual embajador, que se ha empleado a fondo en la defensa de los intereses del país con resultados desiguales, podría encargarse de las relaciones con la comunidad judía en EEUU. Tras su reelección, el presidente busca a su sustituto entre colaboradores de su máxima confianza. Entre los candidatos, suena el nombre de un español, el empresario canario Juan Verde.

Alan Solomont.
Alan Solomont. efe

Alan D. Solomont enfila la recta final de su estancia al frente de la embajada de Estados Unidos en España. El presidente estadounidense, Barack Obama, ya tiene decidido el relevo de Solomont y está buscando sustituto para el empresario y diplomático, propuesto por Obama en agosto de 2009 y al frente de la representación diplomática en la madrileña calle Serrano desde enero de 2010.

Fuentes de la Embajada de EEUU en Madrid confirman la salida de Solomont, que se producirá previsiblemente en los próximos meses y que se enmarca en la tradición de las sucesivas delegaciones diplomáticas que ha tenido el país en España.

Una norma no escrita dice que, tanto aquí como en otros países, ningún embajador estadounidense ha permanecido en España más de una legislatura presidencial; así ocurrió con el antecesor de Solomont, el cubano-estadounidense Eduardo Aguirre (nombrado por George W. Bush en junio de 2005), y con prácticamente cada uno de los más de setenta diplomáticos que le precedieron en ese cargo.

El propio Solomont (Boston, 1949) ya dejó caer en noviembre pasado, durante la fiesta electoral celebrada por la Embajada en Madrid con motivo de los comicios presidenciales en los que Obama revalidó su mandato, que no sabía si seguiría en el puesto este año.

Durante su mandato, el acaudalado empresario (forjó su fortuna en el negocio sanitario), miembro del Partido Demócrata, se ha empleado a fondo para intentar proteger los intereses de las compañías de EEUU en España.

En algunos asuntos en los que se ha implicado personalmente, Solomont ha obtenido resultados desiguales: la defensa de las empresas de energía termosolar (con un fuerte peso del capital estadounidense), la lucha contra la piratería en Internet o el impuesto a las bebidas azucaradas que pretende imponer la Generalitat de Cataluña y que, de implantarse, golpeará a dos auténticos emblemas en aquel país, Coca-Cola y Pepsi.

El destino de Solomont, según algunas fuentes, podría estar cerca de Obama, encargándose de las relaciones de la Administración estadounidense con la comunidad judía, de la que el bostoniano forma parte.

España es un país apetecible como destino diplomático por su clima y estilo de vida; a ello se suma su importancia geoestratégica

Todo apunta a que su sucesor encajará en el perfil que tradicionalmente ha caracterizado a los inquilinos de la Embajada estadounidense en España. Cerca de un 70% de los diplomáticos que el país tiene repartidos al frente de sus representaciones en el exterior son funcionarios de carrera y el 30% restante, políticos designados por el presidente de turno. A este último grupo pertenece España.

Las fuentes consultadas dan por seguro que Obama se decantará, como ocurrió con Solomont, por algún colaborador de su confianza. En parte, por la importancia geoestratégica de España, tras la designación de Rota (Cádiz) como próximo centro para el famoso escudo antimisiles y el envío de 500 marines a la base naval para proteger las sedes estadounidenses en el Norte de África, que sitúa a España en el centro de la política internacional americana.

Y, sobre todo, porque este es el destino soñado para muchos candidatos, por su clima y estilo de vida. Un puesto al frente de la delegación diplomática estadounidense en Serrano, 75 sería una forma de compensar la fidelidad al presidente.

Entre los nombres que se barajan para sustituir a Solomont figura el de un español, el canario-estadounidense Juan Verde, empresario, consultor político y muy implicado en la defensa de las energías limpias. 

Fuentes del entorno de Verde aseguran que el canario, que el año pasado fichó como consejero de una filial de la sevillana Abengoa y de otra de Santander en EEUU, “está siendo considerado para una embajada en un país europeo”, aunque no confirman que sea la española. Si prosperara su nombramiento, sería el primer español que ocupa ese cargo. A su favor, Verde tiene su cercanía con Obama (fue codirector de la campaña internacional para su reelección y subsecretario en la anterior legislatura) y el hecho de contar con la nacionalidad estadounidense.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba