Antes de las elecciones francesas

Hollande anuncia enfrentamientos con Alemania por las funciones del BCE

El candidato socialista a la Presidencia francesa quiere que preste dinero a los estados pese a la oposición de Berlín. 

François Hollande en su último día de campaña antes de las elecciones del domingo
François Hollande en su último día de campaña antes de las elecciones del domingo EFE

El candidato socialista a las presidenciales francesas, François Hollande, favorito en las encuestas, insistió hoy en que quiere que el Banco Central Europeo (BCE) preste directamente a los Estados, posición que defenderá pese a ser consciente de la total hostilidad de Alemania, según recoge EFE. 

"Sé que los alemanes son totalmente hostiles", pero a pesar de todo, los cambios que quiere en el papel del BCE para combatir la crisis "forman parte de la discusión", subrayó Hollande en una entrevista a la emisora de radio "Europe 1" en el último día de la campaña antes de la primera vuelta del próximo domingo.

Explicó las dos acciones que quiere que adopte el BCE para favorecer la reactivación económica, la primera una rebaja de sus tipos de interés a la que ha repetido que es "favorable" y la segunda "prestar directamente a los Estados sin pagar por los bancos. Es una paradoja inverosímil que el BCE inunde el mercado de liquidez y preste al 1 % a los bancos, que a su vez prestan, en particular al Estado español, al 6%", señaló el líder socialista francés.

"Esta posición la defiendo desde hace años. Es lo que ocurre en Estados Unidos, en el Reino Unido", añadió antes de ironizar sobre el hecho de que su gran rival en las elecciones, el actual presidente, Nicolas Sarkozy, haya cambiado de parecer en los últimos días y se haya pronunciado por una modificación del papel del BCE para estimular el crecimiento.

Una situación económica complicada

Hollande aseguró que no esconde a los electores la gravedad de la crisis, que en las actuales circunstancias "lo serio es poner en orden las cuentas públicas" y que si llega al poder, el primer deber es poner en equilibrio las cuentas públicas para alcanzar el "déficit cero" en 2017.

Sin embargo, "si no hay crecimiento, no obtendremos esos objetivos", puntualizó Hollande. Por eso sus propuestas en favor de la actividad, y en particular la de "renegociar el tratado europeo (...) porque -insistió- si no volvemos a crecer habrá inestabilidad en la zona euro, continuará el déficit y la recesión". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba