Internacional

Seis heridos graves tras empotrarse un autobús español contra un túnel

El presidente del consejo departamental de Lille señala que los avisos exigidos por el código vial estaban presentes, pero que faltaba un dispositivo adicional y no obligatorio, que impacta contra el vehículo que supera esa altura y le alerta para frenarlo.

El accidente en un túnel de Lille
El accidente en un túnel de Lille

El hospital universitario de Lille (CHRU) cifra en seis el número de heridos graves a causa del accidente de un autobús, en el que viajaban cerca de 60 estudiantes universitarios españoles desde Bilbao a Amsterdam, registrado junto a la localidad septentrional francesa de Lille. Su situación se ha estabilizado, según el centro hospitalario, y ya no hay ninguna persona en estado crítico. El centro ha atendido a un total de 34 personas, de las cuales 15 son heridos leves y 13 ya han sido dadas de alta. El médico psiquiatra que dirige la célula de atención médico-psicológica levantada en ese municipio, François Ducrocq, detalla que las próximas "12 a 24 horas serán determinantes" para el pronóstico de los heridos graves.

Las próximas 12 a 24 horas pueden ser "determinantes" para el pronóstico de los heridos graves, que están en reanimación

El resto de las personas implicadas en el siniestro, que tuvo lugar a las 05.29 hora local en la periferia de Lille, se encuentran repartidos en diferentes centros médicos y reciben el apoyo de una célula de atención formada por tres psiquiatras y psicólogos. "Algunos están ilesos y ya han podido contactar con sus familias", subrayan fuentes de la embajada de España en Francia a Efe. Ducrocq, que califica su situación de "peligrosa", indica que, entre el resto de heridos leves, hay personas con fracturas de nariz, de clavícula, luxaciones en la espalda, hematomas y otras heridas, sin que su pronóstico vital esté afectado.

La policía interroga al conductor

El autobús, de una planta y operado por la bilbaína agencia de Viajes Livingston, quedó "decapitado" e incrustado en mitad un túnel demasiado bajo (de 2,60 metros) del Grand Boulevard de la periferia de Lille, en la salida de Romarin, a la altura del municipio de La Madeleine. "El chófer ha sido interrogado por la policía para determinar las posibles causas del accidente", agrega una portavoz de la delegación del Gobierno francés. Según el diario local La voix du Nord, el vehículo transportaba estudiantes de Bilbao, SanSebastián y Vitoria

Ducrocq: "Les ha salvado que estaban dormidos, reclinados, y que su cabeza no sobresalía de los asientos"

El declaraciones a esa cabecera, el alcalde de La Madeleine, Sébastien Leprêtre, indica que el accidente "podría haber sido aún más grave porque los reposacabezas de algunos asientos quedaron completamente seccionados". El pasado mes de junio, una pequeña camioneta sufrió un accidente exactamente en el mismo punto de ese "minitúnel" ya que el conductor no vio los paneles que indican la altura máxima permitida en el pasadizo. En la misma línea se expresa el doctor Ducrocq: "Podría haber sido muchísimo más grave. Les ha salvado que estaban dormidos, reclinados, y que su cabeza no sobresalía de los asientos".

Unos 30 bomberos de Lille y sus alrededores y 19 efectivos de asistencia médica urgente del SAMU 59, añade La voix du Nord, que agrega que ni el chófer ni el conductor suplente dieron positivo en las pruebas de alcoholemia. El conservador francés Jean-René Lecerf, presidente del consejo departamental de Lille, ha denunciado que la zona cumplía con la normativa pero carecía de medidas de seguridad suficientes. El presidente del consejo señala que todos los avisos exigidos por el código vial estaban presentes, pero que faltaba un dispositivo adicional y no obligatorio, una especie de pórtico con láminas metálicas colocado 150 metros antes del túnel, que impacta contra el vehículo que supera esa altura y le alerta para frenarlo.

"Cada vez que hay un vehículo pesado que choca contra él queda inmediatamente inutilizado. Hace falta un mínimo de tiempo para reemplazarlo", indica a Efe en entrevista telefónica Lecerf, que baraja la hipótesis de que un incidente reciente obligara a quitarlo, o de que algún acto vandálico lo retirara. Se trata de una zona, según añade, en cuyos "minitúneles" ya se habían registrado accidentes similares, como el de una camioneta el pasado junio cuyo conductor no vio los paneles que indican la altura máxima permitida. Según el representante local, se barajan desde hace tiempo soluciones adicionales para mejorarlas. Entre ellas, tal y como detalla, la prohibición de los minitúneles, posibilidad a la que se oponen, a su juicio, la mayoría de los alcaldes de la zona, o también la apertura del tráfico solo a los vehículos ligeros.

Los jóvenes siguen "impresionados" por lo sucedido, pero "más tranquilos", según las fuentes

La mayor parte de los pasajeros del autocar volverá este lunes por la mañana a España, según informan fuentes diplomáticas españolas a Efe. Las personas que no resultaron heridas y los pasajeros con heridas leves que puedan desplazarse tomarán un tren hasta París, desde donde cambiarán de estación para coger también en la capital francesa el que les llevará al País Vasco. El transporte ha sido organizado por la embajada de España en Francia en coordinación con el Gobierno vasco, añaden las fuentes, que desconocen todavía el horario exacto del viaje. Los jóvenes no hospitalizados pasarán la noche en un polideportivo habilitado en el municipio de La Madeleine, cercano al lugar de los hechos. Hasta allí se desplazaron el cónsul de España en París y otra persona encargada de la emergencia consular, y está previsto que vaya el embajador español en Francia, Ramón de Miguel. Los jóvenes están todavía "impresionados" por lo sucedido, pero "más tranquilos", según las fuentes.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba