Internacional

Bruselas recupera poco a poco la normalidad mientras continúa la alerta antiterrorista

El alcalde de la capital belga ha rechazado la idea de la ministra de Educación de habilitar "habitaciones seguras" en las escuelas, ya que se debe evitar "la histeria" y "construir búnkeres".

Agentes de policía belgas patrullan la Rue Neuve de Bruselas
Agentes de policía belgas patrullan la Rue Neuve de Bruselas EFE/Olivier Hoslet

Las calles de Bruselas recuperan poco a poco la normalidad tras la operación policial llevada a cabo en la capital belga la pasada semana, mientras continúa en vigor la alerta antiterrorista tras los atentados del Estado Islámico en París del pasado 13 de noviembre. Los transeúntes, comercios, monumentos y museos han ido reabriendo sus puertas.

En la región de Bruselas se mantiene el nivel 4 de alerta por amenaza terrorista hasta el próximo lunes, aunque los centros de enseñanza y el metro y el tranvía subterráneo volverán a operar gradualmente a partir de este jueves. Ello permitirá avanzar en que la ciudad recupere el pulso después de permanecer medio desierta desde el fin de semana.

Para garantizar la seguridad, unos 300 policías serán desplegados en las escuelas y otros 200 agentes en el metro, según el ministro del Interior, Jan Jambon. La propuesta de la titular de Educación, Joelle Milquet, de habilitar "habitaciones seguras" en los colegios para profesores y alumnos en caso de peligro ha sido contestada por el alcalde de Bruselas, Yvan Mayeur, quien ha asegurado que "no vamos a construir búnkers en las escuelas" y pidió "evitar la histeria".

Según Interior, más vale abrir escuelas y metro "un día más tarde en condiciones seguras, que un día antes de forma improvisada"

Mayeur también ha señalado que la ciudad "no va a vivir bajo un régimen islamista" y ha defendido la necesidad de la apertura progresiva de estos servicios para recuperar la normalidad. "Si se cierran las escuelas, si se prohíbe la cultura, la práctica del comercio, si se impide a la gente vivir, divertirse, ir a tomar una copa, cenar fuera y todo eso, ¿bajo qué régimen vivimos?", ha denunciado.

El senador de la N-VA, el partido soberanista flamenco en la coalición del Gobierno federal, Karl Vanlouwe, ha protagonizado la primera fractura política desde que estalló la crisis al culpar a los socialistas que gobiernan Bruselas de practicar una "extrema tolerancia", que ha creado "un caldo de cultivo para la intolerancia hacia la sociedad occidental".

La copresidenta del partido ecologista Ecolo, Zakia Khattabi, ha solicitado que el primer ministro, Charles Michel, comparezca en el Parlamento para explicar y realizar un "control democrático" de las medidas tomadas para hacer frente a la crisis.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba