Internacional

Andreas Lubitz recibió tratamiento psicológico por tendencias suicidas antes de convertirse en piloto

La Fiscalía de Dusseldorf ha aclarado que el copiloto del avión de Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses recibió hace varios años, antes de obtener su permiso como piloto, "atención psicoterapeútica por tendencias suicidas" durante un periodo prolongado.

El copiloto Andreas Lubitz
El copiloto Andreas Lubitz EFE

La Fiscalía de Dusseldorf, que está investigando al copiloto del avión de Germanwings que se estrelló el pasado 24 de marzo en los Alpes franceses, ha descartado "especular" sobre cuáles fueron los motivos que llevaron a Andreas Lubitz a actuar de ese modo. No obstante, en una nueva nota, ha aclarado que el copiloto recibió hace varios años, antes de obtener su permiso como piloto, "atención psicoterapéutica por tendencias suicidas" durante un periodo prolongado.

"Posteriormente hubo más visitas médicas con prescripción de baja, sin que en ella se constataran tendencias suicidas o agresivas", subrayó la Fiscalía en un comunicado, en el que señala que de la documentación confiscada no se desprende que el copiloto, Andreas Lubitz, tuviera "ninguna enfermedad física", y explica que siguen sin encontrarse pruebas que pudieran haber anunciado lo sucedido o un mensaje en que se asuma la autoría de la tragedia.

"Posteriormente hubo más visitas médicas con prescripción de baja, sin que en ella se constataran tendencias suicidas o agresivas", subrayó la Fiscalía

Sí se ha podido averiguar que "el copiloto recibió hace varios años, antes de obtener el permiso como piloto, durante un periodo prolongado tratamiento psicológico por tendencias suicidas". Desde entonces y hasta los últimos tiempos, Lubitz estuvo de baja tras otras visitas al médico, "sin que se atestiguaran tendencias suicidas o agresividad hacia extraños", ha puntualizado la nota, firmada por el fiscal Ralf Herrenbrück, según recoge Efe.

"Las autoridades que llevan el caso deben ceñirse únicamente a los hechos", recalca este organismo ante la sucesión de informaciones periodísticas sobre presuntas enfermedades de Lubitz. El comunicado emitido completa así las informaciones facilitadas el pasado viernes por la Fiscalía de Düsseldorf, que avanzó entonces que entre los documentos incautados en las viviendas del copiloto había "bajas médicas, actuales e incluso vigentes para el día de los hechos, hechas pedazos", lo que indicaba que se lo había ocultado a la empresa.

Durante el fin de semana, varios medios han publicado informaciones sobre los problemas psicológicos del copiloto e incluso problemas de visión que podrían en peligro su futuro como piloto.

Desprendimiento de retina y depresión

La negativa de la Fiscalía a "especular" tiene que ver con las múltiples informaciones que diferentes medios de comunicación de Alemania, Francia o Estados Unidos han ido publicando en los últimos días a raíz de que se conociera que el copiloto sería el autor del suceso que acabara con la vida de 150 personas.

"Las autoridades deben ceñirse únicamente a los hechos", recalca la Fiscalía ante la sucesión de informaciones sobre presuntas enfermedades de Andreas Lubitz

Según informó el diario alemán Bild en su edición dominical, Lubitz estaba siendo tratado por un posible desprendimiento de retina que le hacía temer el fin de su carrera como piloto, lo que se sitúa en contra de lo que afirma ahora la Fiscalía, que niega que Lubitz tuviera ninguna "enfermedad física".

Según el diario alemán, el copiloto estaba en tratamiento por un desprendimiento de retina y temía por su vista, aunque se desconoce si el origen era orgánico o psicosomático. En todo caso, este problema ponía en duda su capacidad para pilotar un avión, y probablemente en el próximo control médico de junio su empleador le habría prohibido volar en la cabina, afirma el diario.

Además, el diario francés Le Parisien informó que Lubitz sufría de un Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) para el que le habían recetado un medicamento neuroléptico. Los médicos que le trataron, relata el medio, le habían administrado inyecciones de Olanzapina y le habían recomendado que practicara mucho deporte para recuperar la confianza en sí mismo. Lubitz, sufría también al parecer de problemas de sueño, para el que se le había prescrito Agomelatina. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba