Día de la Mujer La brecha salarial, una lacra que ataca a las mujeres en todos los escalafones

Uno de cada tres jefes intermedios en la UE es una mujer y cobra un 23,4% menos que sus compañeros varones en el mismo escalafón.

Trabajan las mismas horas, pero ganan menos. Tienen mayor educación, pero ganan menos. Consiguen cargos gerenciales, pero ganan menos. El escenario ha sido registrado por el Instituto Nacional de Estadística español (INE), la Oficina Europea de Estadística (Eurostat) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE): las mujeres siguen en desventaja en el mercado laboral.

En la Unión Europea (UE), la brecha salarial no ajustada promedio es del 16,3%; en España, del 14,9%. El dato español ha mejorado en los últimos años, desde el 18,1% registrado en 2007. La cifra responde a cuánto cobra cada trabajador por cada hora trabajada. La oficina europea, en este caso, no tiene en cuenta las diferencias personales -edad, educación y condiciones del trabajo- al momento de establecer la la comparación.

Para el eurodiputado polaco Janusz Korwin-Mikke, nada de eso parece importar. Sea como sea, debe haber una brecha salarial (ajustada o no ajustada) porque "las mujeres son más débiles, más pequeñas, menos inteligentes". El comentario ha sido espetado en en medio del Parlamento Europeo, el pasado 2 de marzo. Ese mismo día, las palabras del eurodiputado llenaron los titulares de Europa.

Pero Korwin-Mikke no es el único que lo piensa. El 25% de la población mundial considera que los hombres son "más capaces en el trabajo, sueldo o educación", según el estudio 'Feminismo e Igualdad de Género en el Mundo', realizado en 24 países por la empresa IPSOS.

Del grupo de los 28, Estonia está al tope de la lista de desigualdad salarial con un 26,9% e Italia destaca con un 5,5%, según las estadísticas de Eurostat -actualizadas a febrero de este año y con datos hasta 2015. Una de las razones de esta brecha podría atribuirse al hecho de que las mujeres, a diferencia de los hombres, suelen tener empleos a media jornada o que laboran en sectores con un menor salario medio.

Sin importar cómo se justifique la desigualdad, por esta y otras razones la Unión Europea se mantiene a medio camino de alcanzar la igualdad de género, según el informe de Igualdad de Género de 2015.  

En el caso español, los hombres tuvieron una mayor concentración relativa en salarios altos que las mujeres, según datos del último decil de salarios del empleo principal publicado por el INE en noviembre de 2016.

El informe refleja que el 35,5% de los hombres españoles ganaron más de 2.136,7 euros en 2015, frente al 23,9% de las mujeres. La historia es otra al revisar la diferencia entre los salarios bajos: el 41,1% de las mujeres tuvo un salario inferior a 1.215,7 euros, frente a un 19,8% en el caso de los hombres.

En España, los hombres ganan de media 478,7 euros más que las mujeres

Así, los hombres ganan de media 478,7 euros más que las mujeres, dado que -en 2015- el salario medio de las mujeres fue de 1.643,8 euros al mes, mientras que el de los hombres fue de 2.122,5 euros. 

Ser jefa no es suficiente

La brecha salarial, sin embargo, no es el único problema para las mujeres en el mercado laboral: hay acoso en los trabajos y falta de mujeres en los cargos intermedios y directivos.

En 2015 -según datos de Eurostat-, el 55% de las mujeres fueron acosadas sexualmente, 32% en su lugar de trabajo, ha denunciado el eurodiputado Ernest Urtasun en su informe Igualdad entre hombres y mujeres en la Unión Europea en 2014-2015, a discutirse el próximo 14 de marzo en el Parlamento Europeo.

El 55% de las mujeres fueron acosadas sexualmente, 32% en su lugar de trabajo

Esta semana, Eurostat ha dado a conocer que uno de cada tres jefes intermedios (con diez o más personas a su cargo) en la UE es una mujer. Y aunque esa mujer logró vencer las estadísticas y ocupar un lugar de mando, cobra un 23,4% menos que sus compañeros varones en el mismo escalafón.

En promedio, el 36% de los puestos de jefatura en la UE está ocupados por mujeres. Por encima del listón está Letonia, con un 53%. Le siguen Bulgaria y Polonia (un 44 % las dos) e Irlanda (43 %).

El 36% de los puestos de jefatura en la UE está ocupados por mujeres

España, aunque no destaca entre los más favorecidos, se acerca a la media y la supera por solo un punto, para ubicarse en un 37%. Por debajo, resaltan Alemania, Italia y Chipre (los tres con un 22 %): son los países con menos mujeres jefas en cargos intermedios.

Los cargos directivos no ofrecen un mejor panorama. “Los puestos de alta dirección están dominados por los hombres”, refleja el informe más reciente de la OCDE, con datos de 2014.

En 2015, solo el 6,5% de presidentes -y el 4,3% de consejeros delegados- de las grandes compañías de la UE que cotizan en Bolsa eran mujeres, según se lee en el informe de Igualdad entre hombres y mujeres en la Unión Europea en 2014-2015 presentado por Urtasun.

Solo el 6,5% de presidentes -y el 4,3% de consejeros delegados- de las grandes compañías de la UE que cotizan en Bolsa son mujeres

El peso relativo de la mujer en las presidencias ejecutivas supone solo el 20,31% del total, según se desprende del V informe 'Mujeres en los consejos de administración de las compañías del Ibex 35', elaborado por el IESE y Atrevia. Así, el informe registra a 84 mujeres ocupando 92 puestos como consejeras en las grandes empresas españolas.

Al mirar al sector gubernamental, las estadísticas tampoco mejoran. “Sólo uno de los 28 bancos centrales de la UE en 2014 tenía una mujer como presidenta (Chipre); en el mismo año, solo había dos mujeres ministras de economía en la Unión Europea (Rumanía y Suecia)”, ha denunciado Urtasun en su informe.

A pesar del panorama, en 2015 la tasa de empleo para mujeres en la UE alcanzó un récord histórico de 64,5%, pero se mantuvo por debajo de la tasa en hombres, que se ubicó en 75,6%.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba