Madrid Revés a Carmena: un juez autoriza el derribo del Cuartel de Artillería

El juzgado impone a Ecologistas en Acción el pago de las costas después de que ayer se paralizara de forma cautelar el derribo que podrá continuar hoy

Edificio del antiguo Cuartel de  Artillería de Raimundo Fernández Villaverde.
Edificio del antiguo Cuartel de Artillería de Raimundo Fernández Villaverde. VP

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha autorizado definitivamente el derribo parcial del Taller de Precisión de Artillería, lo que permitirá construir a una cooperativa un edificio de 350 viviendas. La obra fue paralizada el miércoles como medida “cautelar” hasta que se celebrara este jueves la vista en el juzgado.

Los representantes de la promotora mostraron al juez todos los informes oficiales de la Comisión de Patrimonio Histórico y Cultural de Madrid y de la Comisión Local de Patrimonio en los que se señala que no existen restos que precisen protección.

Fuentes de la promotora indicaron que Ecologistas “no ha aportado ninguna prueba que avalara sus tesis de que hay restos importantes”. Por su parte, el Ayuntamiento de Madrid ha solicitado que se levantara la medida cautelar y se opuso a la paralización “porque no existe catalogación y no ha existido nunca”, según dijeron personas presentes en la vista.

El juez ha desestimado la paralización porque consideró que no hay nada que proteger, según la ordenación urbana del año 1997, ha condenado en costas a Ecologistas y autorizado que continúen las obras.

La oposición

Parte del equipo de Gobierno de Manuela Carmena se había opuesto a que se derribara este edificio que consideraban un ejemplo de la arquitectura de la guerra civil. Pero finalmente los nuevos propietarios lograron pasar todos los filtros legales e iniciar la demolición.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid admitió el martes la medida cautelar solicitada por Ecologistas en Acción que consistía en la suspensión de la ejecución del plan parcial de reforma interior que permitía el inicio de las obras y por lo tanto el derribo de los edificios.

La promotora, Residencial Maravillas Sociedad Cooperativa Madrid, que tiene previsto construir un complejo residencial con 350 viviendas, había comenzado a derribar con la autorización del Ayuntamiento de Madrid y la Comunidad algunas de las construcciones.

El Ayuntamiento de Madrid, con los informes favorables de la Comisión Local de Patrimonio Histórico de Madrid, dependiente de la Dirección General de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid, concedió licencia de demolición el pasado 28 de noviembre y el 15 de diciembre comenzó el derribo. Se iba a respetar una zona donde se estudia si hay un refugio de la Guerra Civil.

En caso de que se confirme que se trata de un refugio se respetará el sótano y formará parte del patrimonio protegido de la Comunidad de Madrid. Una comisión de expertos analiza en la actualidad ese subsuelo.

Ecologistas en Acción protestó por el inicio del derribo que se hizo “a pesar de los informes presentados por asociaciones de defensa del patrimonio como Madrid, Ciudadanía y Patrimonio, que acreditan los valores arquitectónicos e históricos del conjunto edificatorio”.

“Ecologistas en Acción y Madrid, Ciudadanía y Patrimonio consideran una irresponsabilidad y un grave error –señalaron en un comunicado- haber concedido licencia para derribar el histórico edificio del TPA, puesto que no está aprobado el convenio de gestión necesario para poder edificar las nuevas viviendas, y también por prudencia, debido a los dos recursos contencioso administrativos interpuestos ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid y denuncias penales ante la Fiscalía de Madrid, por presunto delito de prevaricación y contra la ordenación del territorio, y la Fiscalía Coordinadora de Medio Ambiente y Urbanismo, por presunto delito de expolio”.

Las dos organizaciones alegaban que el Taller de Precisión de Artillería es un edificio que data de 1899 y figura con el número 25075 en el Catálogo de Edificios del actual Plan General de Ordenación Urbana de 1997, con nivel de protección Remitida (lo que significa que su grado de protección queda supeditado a la concreción en el mencionado Plan Parcial).

Añadieron que esta protección fue obviada en la tramitación del Plan Parcial, pese a cumplir con criterios que avalarían su protección: más de cien años de antigüedad, valor arquitectónico por su estilo neomudéjar, ser el edificio de hormigón armado más antiguo de Madrid y contar con un jardín con árboles centenarios.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba