LOS SECRETOS DEL SUMARIO

Un asesor mileurista, último 'parapeto' del presidente de Murcia en Púnica

El joven David Conesa, miembro del equipo de prensa de Pedro Antonio Sánchez e imputado por su papel como presunto intermediario con la trama, insiste en un escrito que "ninguno de sus superiores" conocía sus contactos con el 'gurú' informático Alejandro de Pedro, confirmados ahora por un arrepentido.  

Pedro Antonio Sánchez, a la izquierda de Rajoy en un mitin de la campaña del 26-J
Pedro Antonio Sánchez, a la izquierda de Rajoy en un mitin de la campaña del 26-J EFE

El presidente de la Región de Murcia, el 'popular' Pedro Antonio Sánchez, ha encontrado en un joven asesor de comunicación que cobraba un sueldo de poco más de 1.000 euros al mes su último 'parapeto' ante el cerco judicial por sus supuestos tratos con la trama Púnica. Se trata de David Conesa Ferrer, de 26 años de edad y responsable de redes sociales en el equipo de prensa del político, a quien el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6, Eloy Velasco, tomó declaración como investigado (el término que ha sustituido al de imputado) el pasado 4 de octubre acusado de los delitos de fraude, malversación de caudales públicos y revelación de información reservada. Conesa ha remitido recientemente un escrito al magistrado en el que reconoce sus encuentros e intercambio de mensajes con el experto en reputación 'online' Alejandro de Pedro, pero recalca que lo hizo sin que "ninguno de sus superiores" tuviera "conocimiento del asunto" en un claro intento de desvincular al dirigente del PP regional.

David Conesa, que asegura que ganaba "15.000 euros brutos al año", recalca que no informó a "sus superiores" de sus contactos con Alejandro de Pedro

En el escrito, presentado en la Audiencia Nacional el pasado 13 de octubre, sólo nueve días después de su comparecencia ante el juez Velasco, David Conesa insiste una y otra vez en su papel secundario dentro del equipo de Pedro Antonio Sánchez cuando éste era consejero de Educación del Ejecutivo regional y aspiraba a convertirse en el cabeza de lista del PP a las elecciones autonómicas de mayo de 2015. Según señala, él "tan sólo formaba parte del personal eventual como asesor de comunicación" y, por tanto, era el "último escalón como personal de confianza a disposición tanto del responsable de prensa como del jefe de Gabinete, así como del asesor de Gabinete", a los que considera "superiores suyos e intermedios hasta la figura del titular de la Consejería". "No era más que un joven recién llegado a la Consejería en calidad de simple ayudante, con tantas ganas de trabajar como escasa experiencia". Su sueldo entonces, 15.000 euros "brutos anuales", detalla.

David Conesa continúa en su escrito que dicha posición le obligaba a encargarse "como es lógico, de asuntos de menor interés" entre ellos la atención "a cuantos ciudadanos se dirigían a la Consejería" y sobre cuyas peticiones "carecía de capacidad de decisión alguna". Es dentro de estas funciones en las que sitúa sus contactos con Alejandro de Pedro, el experto en reputación 'online' que presuntamente había preparado una campaña para lavar la imagen de Pedro Antonio Sánchez en Internet, muy afectada por las informaciones sobre diversos escándalos en su etapa de alcalde de Puerto Lumbreras. El asesor 'mileurista' señala que su "función principal" era, precisamente "sacar rendimiento a las redes sociales o la creación de una nueva web" y que por ello conoció en septiembre de 2014 a De Pedro. A partir de entonces, hay al menos tres encuentros, tres 'emails' y tres 'whatsapp' que, según los informes de la Guardia Civil, sirvieron para concretar los trabajos que supuestamente iba a realizar el experto informático para el hoy presidente de la Región de Murcia.

"Para darse importancia"

David Conesa da en su escrito una explicación sobre dichos encuentros y contactos muy distinta a la de los investigadores. Así, asegura que los mantuvo "ante el temor de recibir un toque de atención por parte de sus superiores por no atender las llamadas de alguien que se dirige a la Consejería" y que si en uno de esos mensajes llegó a escribir que Pedro Antonio Sánchez "tiene mucho interés" en dichos trabajos era, simplemente, "para darse importancia". También intenta quitarle valor a que se presentase ante De Pedro como "amigo" del político, otra frase que asegura haber utilizado con idéntico fin. Sobre la reunión que mantuvo en la sede de la Consejería de Educación el 24 de octubre de 2014, tres días antes de las primeras detenciones, con el presunto integrante de la trama Púnica y un empleado de éste que se ha convertido en 'arrepentido' asegura que en la misma no llegó a ningún acuerdo y que simplemente intentó ser cortés.

El joven asesor afirma en su escrito que dijo a Alejandro de Pedro que el ahora presidente de Murcia tenía "mucho interés" sólo "para darse importancia" 

"Pensó que no mostrando un claro desinterés, tampoco quedaría descontentos éstos, de manera que tal y como se terminó la reunión y dichos señores se marcharon, ahí se dio por terminado este asunto", señala en el escrito antes de afirmar que, precisamente por ello, "ninguno de sus superiores" tuvo nunca "conocimiento" sobre lo tratado. Una versión que choca, precisamente, con la del 'arrepentido', quien el pasado 5 de octubre aseguraba al juez Velasco que aquel día David Conesa les dió el "OK" para iniciar los trabajos para Pedro Antonio Sánchez el 1 de noviembre de 2014. Éstos iban a durar hasta las elecciones del mes de mayo siguiente y el importe iba a ser de 4.600 euros más IVA que supuestamente iban a salir del erario camuflados como "formación". Los arrestos del 27 de octubre de 2014 impidieron que dichos trabajos se iniciaran, según la conclusión de un informe del pasado mes de mayo de la Guardia Civil que cuenta con el respaldo de la Fiscalía Anticorrupción y del propio magistrado.

La declaración del pasado 4 de octubre de David Conesa, que en su escrito asegura que prestó nervioso "dada su juventud y escasa experiencia en un acto judicial", no era la primera suya dentro del 'caso Púnica'. De hecho, la Unidad Central Operativa (UCO) le interrogó el pasado 6 de abril. Entonces, el asesor 'mileurista' de Pedro Antonio Sánchez aseguró que De Pedro era "muy pesado" y que siempre dio a sus propuestas para trabajar la reputación 'online' del político una "respuesta negativa" o le dijo "no rotundamente". Aseguró que lo hizo porque "tenía plena competencia para desechar las ofertas". Una versión que, según destacaba la Guardia Civil en su informe de mayo, se contradecía abiertamente con lo que se recogía en los correos electrónicos y mensajes de 'Whatsapp' intervenidos, y con la declaración del arrepentido. Según fuentes cercanas a la investigación, el escrito ahora presentado por David Conesa da una nueva versión de los hechos que tampoco encaja con los documentos incorporados al sumario, a la vez que intenta 'salvar' a sus "superiores". Entre ellos, el propio presidente de Murcia para el que se ha convertido en su último 'parapeto' ante el cerco judicial. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba