Movilidad urbana

Escenario desolador: aeropuertos vacíos de taxis y aceras llenas de viajeros cabreados

La huelga de taxis celebrada esta mañana en Madrid y Barcelona ha provocado el enfado de cientos de viajeros que se encontraban en las inmediaciones del aeropuerto sin posibilidad de transporte. Según declaran los pasajeros, sólo les dejan una solución: coger Uber o Cabify, los protagonistas del problema. 

El Intrusismo laboral y la competencia desleal son los dos factores clave que los taxistas de Madrid y Barcelona señalan como principal problema desde que empresas como Uber o Cabify se introdujeron en el sector de la movilidad. La huelga celebrada esta mañana en ambas ciudades, durante dos horas, ha provocado una imagen desoladora: aeropuertos vacíos de taxis y pasajeros cabreados ante la imposibilidad de transporte. 

Algunas taxistas del aeropuerto de Madrid han querido trasladar su enfado a Vozpópuli: "Nos encontramos atados de pies y manos y el Ayuntamiento no hace nada. Le hemos mandando vídeos donde se aprecia el trabajo ilegal de algunas empresas de movilidad y no quieren verlo. No nos importa la competencia, pero que sea una competencia legal". Por esta razón esta mañana se han desplazado al Ayuntamiento de Madrid para entregar a Manuela Carmena una carta oficial con quejas y reclamaciones.

Pagamos 400 millones de euros en impuestos en España, sin embargo, van a sacar más plazas de VTC a empresas que tributan en paraísos fiscales como Panamá

Además, la comitiva de taxistas quiere luchar contra la salida pública de 4.000 licencias VTC -Autorización de Arrendamiento de Vehículos con conductor- que provocaría el aumento de la circulación de estas plataformas de movilidad. "Pagamos aproximadamente 400 millones de euros en impuestos en España, sin embargo, van a sacar más plazas de VTC a empresas que tributan en paraísos fiscales como Panamá".

Estas afirmaciones ha provocado que Cabify salga a la palestra en varias ocasiones: "Tributamos en España así como en cada uno de los mercados donde operamos" y señala que los conductores "son autónomos con un contrato de obra y servicio", según publicaron en un comunicado. 

En el caso de Barcelona la huelga no ha sido tan pacífica como en Madrid y es que, ha hecho falta la intervención de policías ante la presencia de numerosos piquetes, el lanzamiento de objetos y la intención de multitud de taxistas de asaltar el Ayuntamiento a gritos de: "Ada Colau nos tiene que recibir". 

Los taxistas de Madrid y Barcelona amenazan: "Esto ha sido sólo un aviso, pero prometemos nuevas huelgas de mayor duración para que los ayuntamientos nos escuchen". 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba