A mi bola

Lo que las medallas no pueden esconder

La no renovación vía telefónica de Anna Tarrés como seleccionadora española de sincronizada ha destapado un turbio asunto que el presidente de la Federación Española de Natación, Fernando Carpena, debería aclarar a la mayor brevedad. Antes incluso de explicar la destitución de Tarrés, el máximo responsable de la natación española debe desmentir, matizar o confirmar las gravísimas acusaciones de Paola Tirados en su página web. Unas acusaciones que la exnadadora expuso con todo lujo de detalles el pasado mes de abril, pero que sólo ha salido a la luz a raíz de la decisión del señor Carpena de no seguir contando con Anna Tarrés y la alegría de la canaria al enterarse de la noticia. 

"Becas no entregadas, dinero extraviado, positivos de orina tapados, pagos de nuestro propio bolsillo a entrenadoras extranjeras para coreografiar las rutinas de las competiciones, extorsiones a nadadoras, humillaciones, incitar a nadadoras a tomar antidepresivos para venir motivadas al entreno… ¿Realmente todas estas cosas son posibles? ¿Cuál es el precio de una medalla?". Las denuncias, además de las preguntas, de Paola Tirados también deberían abodarlas el Comité Olímpico Español y el Consejo Superior de Deportes. Ya lo deberían haber hecho, pero nunca es demasiado tarde.  

Lo escribe la exnadadora en su web y, a la espera de la pertinente aclaración de Fernando Carpena, Alejandro Blanco o Miguel Cardenal, no hay razones para dudar de su palabra. Según la canaria, "tanto la Real Federación Española de Natación, como el Comité Olímpico Español y el Consejo Superior de Deportes recibieron una copia y yo palmaditas en la espalda: “Lo sabemos Paola, pero hay resultados, ya lo sabes…”. Lo dicho, demasiado grave como para dejarlo pasar de largo.

Y por último, pero no por ello lo menos importante, Paola denuncia que los medios de comunicación no le hicieron caso. Al menos, a los que ella recurrió. "La prensa me dijo que eso no era interesante, que la sincronizada seguía ganando medallas y la seleccionadora era muy fuerte públicamente…". Pues sí, las razones me suenan y son precisamente las que están acabando con el periodismo. Hay cosas que las medallas no deben esconder, y una de ellas es la verdad.

La credibilidad de la sincronizada, y del deporte español en general, está en juego. Veremos si sus dirigentes esclarecen los hechos. Empezando por el presidente de la Federación Española de Natación, quien en su decisión de no renovar el contrato de Anna Tarrés ha dado veracidad a las denuncias de Paola Tirados


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba