A mi bola

La jueza ha perdido el juicio

En la tercera jornada del juicio de la 'Operación Puerto', el doctor Eufemiano Fuentes amagó con dar nombres cuando su defensa le interrogaba sobra la fiabilidad de la identificación de las bolsas de sangre: "Si su señoría me da el listado, se los identifico a todos", le dijo el médico canario a la jueza. Sin embargo, y para desilusión de quienes esperan -y siguen esperando- saber quiénes son los deportistas implicados, la magistrada Julia Patricia Santamaría rechazó su ofrecimiento.

La jueza tampoco se lo pidió a Eufemiano cuando el abogado de la Unión Ciclista Internacional (UCI) solicitó formalmente que lo hiciera: "El señor Fuentes ha dicho que estaría en condiciones de identificar el listado si su señoría lo permite". "Me adhiero a la pregunta de la UCI y solicito que sea su señoría quien le pida que identifique los nombres del listado", insistió el abogado del Comité Olímpico Italiano (CONI) cuando le llegó el turno , aunque corrió la misma suerte. En ambos casos la jueza basó su negativa en el hecho de que el propio acusado ha renunciado a contestar a las preguntas de las acusaciones, un argumento que se cayó por su propio peso, pues cuando el doctor Fuentes lo quiso hacer de motu propio, se lo impidió.

La pregunta es: ¿por qué la insistente negativa de la jueza a que Fuentes dé nombres? Pues muy sencillo, porque mientras Julia Patricia Santamaría está juzgando un delito contra la salud pública, y lo que tiene que demostrar el tribunal es la mala praxis médica, el juicio que todos esperamos, y la prensa internacional mira con lupa, es otro. A la jueza le da igual quiénes eran los clientes de Eufemiano, pues cuando la Guardia Civil llevó a cabo la 'Operación Puerto' el dopaje aún no era delito en España. Tampoco le importa a doña Julia que las instituciones deportivas españolas quieran identificar a los deportistas implicados para incoar expedientes sancionadores, además de ofrecer una imagen menos permisiva con el dopaje. De ahí que no hayan dudado en adherirse a la petición de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de pedir las bolsas de sangre, algo a lo que la juez tampoco parece estar por la labor.

Es decir, que mientras la jueza va por un lado, el verdadero juicio va por otro. Y no, no tienen visos de cruzarse. Vamos, que después de esperar siete años a que la 'Operación Puerto' sea juzgada, poco o nada podemos esperar de la sentencia. Eufemiano Fuentes habrá podido atentar o no contra la salud pública, pero la imagen de España frente al dopaje seguirá siendo igual o peor. Sí, hemos perdido el juicio. Y la jueza, la primera.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba