A mi bola

La impresentable presentación del Tata

Andoni Zubizarreta, director deportivo del FC Barcelona, fue el encargado de recibir a Gerardo Martino en el aeropuerto del Prat y también de presentar al técnico argentino ante la prensa una vez que había firmado su contrato por dos temporadas. Anteriormente a cumplir de desigual manera con estos dos cometidos, se supone que Zubi también informó, aconsejó y convenció a la Junta que preside Sandro Rosell sobre la conveniencia (o no) de fichar al Tata para sustituir al Tito.

Para empezar, Andoni Zubizarreta dedicó varios minutos a hablar de Vilanova, algo que está muy bien, que es muy humano, pero que quizás no procedía, pues podía incomodar a su sustituto. A partir de ahí, lo del director deportivo del Barça fue un disparate permanente, pues en todo momento dio la sensación de que, sabiendo que estaba presentando al nuevo entrenador del Barça, en realidad no sabía a quién presentaba y, sobre todo, por qué presentaba a ese técnico y no a otro. Después de leer sus razones, entenderán las mías para pensar que su exposición lo mismo hubiera valido para presentar a Martino como a Luis Enrique o, incluso, a Juanma Lillo, ese entrenador cuyo nombre también sonó en Can Barça y que Andoni tan bien conoce, de ahí que en 'Make a team' nunca quisiera dar una charla después de las suyas...

Pero sigamos con la impresentable presentación de Martino. A pesar de que en el club eran conscientes de que la enfermedad de Vilanova podía provocar una situación a la que degraciadamente se ha llegado, Zubi confirmó que no tenían previsto un sustituto. "El martes de la semana pasada, Sandro (Rosell) me comunicó la situación de la salud de Tito y desde ese mismo momento empezamos a trabajar", confesó Andoni. "Las primeras 24 horas todos los procesos de búsqueda siempre acababan con la cara de Tito", añadió para volver a refugiarse en Vilanova.

Claro que casi peor fue cuando explicó cómo fueron las negociaciones con el Tata Martino, las cuales, según dijo, "se concretaron rápidamente, ya que entra en el perfil de saber que la idea de juego del Barça no se discute sino que se expande". Vamos, que no hace falta que Mahoma vaya a la montaña, sino que será la montaña la que irá a Mahoma.

Zubi comentó también que "hablé mucho por teléfono con Martino -sólo hubiera faltado que se comunicaran por whatsapp- y lo que más le escuché fue la idea de escuchar y aprender, pero aportando lo suyo. Decidimos que la mejor opción era él y atendió bien a esa petición". ¿Escuchar? ¿Aprender? Sí, esto es lo que Andoni destacó de sus conversaciones con el nuevo entrenador del FC Barcelona, cuyo currículum alguno debería revisar antes de faltarle al respeto.

Y a falta de una argumentación más sólida, el director deportivo azulgrana continuó tirando de manual. "El fútbol es universal, y el Barça ha hecho una aportación increíble los últimos 5-6 años, y vemos a equipos que juegan como el Barça o quieren parecerse al Barça. En las conversaciones, al Tata le escuché la idea de querer sumar y en esa idea decidimos que la mejor opción para club y equipo era él". Sobran más comentarios.

Por último, y quizás para intentar agradar a Martino después de haber sido incapaz de explicar los motivos de su fichaje, Zubi dijo que "hay que atreverse al reto de ponerse delante de esos jugadores y tener la pretensión de, siguiendo la línea de trabajo, aportar. Sabe que sus ideas coinciden con nuestro fútbol, que está en todas partes y sería pretencioso pensar que tenemos una fórmula inigualable".

Con razón el Tata pensaba que su fichaje había sido una cosa de sus paisanos y compatriotas los Messi, quienes sí le conocen. Leo lo desmintió, pero después de escuchar a Zubi, Martino creerá que le está engañando. Messi, me refiero. Lo del director deportivo del Barça fue un engaño de principio a fin. Una presentación impresentable.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba