A mi bola

No diga gestión, diga corrupción, negocio, nefasta, lamentable, mafia, desigualdad...

Sabido es que la gestión del fútbol español es inversamente proporcional al momento futbolístico que vive España. Y no sólo a causa de la crisis económica, sino de la incapacidad manifiesta de unos gestores que han convertido la Liga es una competición poco competitiva con respecto al resto de Europa y bananera en lo que a su organización se refiere. Una Liga en la que Madrid y Barça son cada vez más ricos, de hecho siguen siendo los más ricos del mundo, pero en la que el resto de clubes han ido poco a poco empobreciéndose.

Según un sondeo, el 79 por ciento de los aficionados europeos dicen sentirse "muy disconforme" con respecto a la gestión del fútbol español y el 16 disconforme. Es decir, el 96 por ciento, una mayoría no absoluta, sino abrumadora, rechaza la gestión de los Astiazaran, Tebas y compañía, y sólo el 1,1 dice estar conforme o muy conforme. Resulta revelador que "corrupción", "negocio" y "nefasta" sean las tres palabras más repetidas por los encuestados para definir la gestión del fútbol español. Las siguientes son igual o más duras todavía: "lamentable", "mafia" y "desigualdad".

El citado sondeo se ha relizado con motivo de las Jornadas de Mejora de la Gobernanza del Fútbol, organizada por FASFE (Federación de Accionistas y Socios del Fútbol Español), junto a Supporters Direct Europe (agrupación europea de aficionados). Unas jornadas que están financiadas nada menos que por la Comisión Europea y que cuenta con la presencia de la UEFA, el CSD y la propia LFP, sin duda la que sale peor parada y señalada.

Curiosamente, el estudio determina que el porcentaje de descontento es menor en las gestiones individuales de los clubes, aun siendo del 52 por ciento. Los aficionados al fútbol mantienen el pensamiento de que una mayor titularidad o participación dentro de cada club es fundamental a la hora de gestionar más eficientemente sus recursos, sobre todo porque el 74 por ciento considera que la Junta Directiva escucha y valora más las propuestas de aficionados que proceden de dentro de la entidad. Y es que esto es precisamente lo que falta en la gestión del fútbol español: escuchar a los aficionados y lo que demandan. Pero, claro, la LFP se debe a quien se debe y sus responsables solo escuchan y obedecen la voz de su amo.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba