A mi bola

Mourinho y su molesto ruido de fondo

Después de asomarse brevemente a la Eurocopa, lo suficiente para cuestionar que España jugara sin 9 ante Italia, Mourinho se marchó de gira por Asia. El portugués ha visitado países como Indonesia, Singapur y Malasia, donde ha dado diversas conferencias. Hay quien considera que el portugués ha hecho campaña en pro del madridismo, aunque decir cosas como que "España no es el Barça" no creo que sea precisamente publicitar al Real Madrid. Primero, porque su mensaje llega a España como un molesto ruido de fondo en plena Eurocopa. Y, segundo, porque en todos esos países hay auténtica devoción por el fútbol del Barça y, por extensión, por el de La Roja.

Salvando las distancias, al igual que le sucede a su compatriota Cristiano con Messi, Mourinho está tan obsesionado con el Barça que, aun estando de vacaciones, busca el respaldo del forofismo madridista con unos mensajes que ni él mismo se cree. Unos mensajes envenedados que, dicho sea de paso, parece que buscaran enturbiar el ambiente de La Roja. "Hablan de la selección española y del Barça, pero también hay cinco jugadores del Real Madrid. No entiendo por qué lo mezclan, son cosas distintas. España no es el Barça". Ahí queda eso. Si se trata de enredar, nadie como él. 

El debate no viene a lugar porque directamente no existe. Pero ya que Mou se empeña en enredar, tampoco está de más desenmascararle. Sin restar un gramo de importancia a tres pilares como Casillas, Ramos y Xabi Alonso, la aportación de Arbeloa a la selección es secundaria y la de Albiol, testimonial, como en el propio Madrid y como en la Eurocopa 2008 lo fue la de Rubén de la Red. Ahí termina la nómina de madridistas involucrados en la consecución de la triple corona de España, aunque siendo rigurosos deberíamos sumar a los canteranos Mata, Negredo y Juanfran

En cambio, el Barça no sólo aporta a La Roja el estilo de juego que impregnan en el centro del campo Xavi, Iniesta, Busquets y Cesc, donde también podría haber estado Thiago, sino que como suplente de Casillas está Valdés y en defensa Piqué es fundamental, aún más a falta de Puyol por lesión. Lo mismo ocurre en la delantera, donde encontramos a Pedro y no está Villa. Pero hay no queda la cosa, además de Jordi Alba y hasta Reina, ambos canteranos del Barça, en la sub 21, antesala de la absoluta, están los cuatro defensas del último partido, ante Estonia: Montoya, Bartra, Muniesa y Planas, mientras que en el centro del campo jugó Oriol Romeu, un ex ahora en el Chelsea, y suele hacerlo Sergi Roberto. A ellos hay que sumar a Cuenca y Tello, más el antes citado Thiago.

En resumen, que Mourinho puede decir lo que quiera, pero los hechos son los hechos y del mismo modo que Portugal recordó ante Holanda a su Real Madrid, con Cristiano en plan estelar, celebrando los goles porque esta vez fueron suyos, España ha sido, es y esperemos que siga siendo durante muchos años un espejo del fútbol de posición del Barça. Un fútbol que, por cierto, a Mou no le gusta. ¿Será porque le recuerda al del Barça? 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba