A mi bola

En Italia no tiran la piedra, pero tampoco esconden la mano

"Un 2-2 entre España y Croacia nos manda a casa aunque ganemos a Irlanda". La Gazzetta dello Sport no tiró la piedra, pero tampoco escondió la mano. En Italia padecieron un pasteleo -biscotto, como le llaman ellos- entre Suecia y Dinamarca en la Eurocopa 2008 que les dejó fuera a pesar de ganar a Bulgaria y temen que algo parecido les pueda volver a ocurrir en el España-Croacia. No es fácil pactar un 2-2, aunque suecos y daneses demostraron que se puede conseguir sin que se note demasiado. Un golazo para despistar (0-1), un penalti fácil de pitar y más aún de transformar (1-1), un goleador que repite y manda callar a la grada (1-2) y un puedo y no quiero del portero danés en el minuto 89, que pone en bandeja del 2-2. Resultado: Italia, eliminada.

Siendo comprensible que en La Azzurra tomen medidas preventivas, dudar a estas alturas de España es una ofensa. Pero más que a la honorabilidad de sus jugadores, que también, una ofensa a un estilo de juego en el que no hay espacio a la especulación y, por tanto, al compadreo. "No hace falta ni hablarlo. No entra en nuestra filosofía de entender el fútbol. Aunque un empate nos valga vamos a ir a por la victoria y a intentar llevarnos los tres puntos ante Croacia”. Lo dice Piqué, pero lo piensa cualquiera.

Otra cosa que puede ocurrir, y que siendo poco probable dado el potencial de La Roja ni se puede ni se debe descartar, es que por las circunstancias aleatorias que rigen el fútbol el España-Croacia se pusiera 2-2 a poco minutos del final. Entonces, y sólo entonces, sería lógico que españoles y croatas se dejaran llevar hasta el minuto 90 sin nadie pudiera poner en duda que ambos mirarían por sus intereses, aunque estos afectaran directamente a los de Italia.   

Algo parecido ocurre en el Grupo B, donde una victoria de Dinamarca sobre Alemania por 3-2 clasificaría a ambos equipos, dejando fuera a Portugal y Holanda, independientemente de lo que estos hicieran. Sin embargo, en este caso la carambola aún es más compleja, de ahí que tampoco haya levantado tantas especulaciones. 

"España en los últimos diez años ha entretenido y ha emocionado al mundo y todos quieren copiarles", dice Prandelli, sin disimular que confía en la victoria de La Roja. "No creo que España manche su prestigio pactando un empate", dejó caer Buffon. Y tiene razón el guardameta italiano, aunque una cosa es que el 2-2 no se pacte y otra bien distinta que no se pueda dar. Como en Italia, aquí también deberíamos ir pensando en no tirar la piedra, pero por si acaso tampoco esconder la mano.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba