A mi bola

Guardiola empieza de cero en el Bayern

Metafóricamente hablando, se puede decir que en los cuatro años que Guardiola dirigió al Barça fue pidiendo cartas hasta sumar siete y media. Después de ganar 14 títulos de 19 posibles -tres Ligas, dos Champions, dos Mundiales de clubes, dos Copas del Rey, dos Supercopas de Europa y tres Supercopas de España-, el técnico catalán hizo lo que tenía que hacer: plantarse. Y asíha estado todos estos últimos meses: plantado como los árboles de Central Park, el inmenso parque que divisa desde el lujoso piso en el que vive con su familia en Nueva York. Pep necesitaba recuperarse física y sobre todo mentalmente del desgaste que sufrió durante cinco años, los cuatro en el banquillo del Camp Nou, más uno anterior en el que ascendió al filial azulgrana de Tercera a Segunda B.

Guardiola podía permitirse estar otro año sin trabajar, sobre todo después de todo lo que ha ganado, tanto económica como futbolísticamente hablando. Otra cosa es que el fútbol se lo pudiera permitir. Y no se lo ha permitido. De ello se ha encargado un club tan serio y poderoso como el Bayern de Múnich. Pep era consciente de que debía medir muy bien sus pasos. Allá donde volviera a entrenar se le iba a mirar con lupa y exigir lo máximo. Capacidad ya ha demostrado que tiene, aunque en ningún equipo va a encontrar lo que tenía en el Barça. Por eso le da tanto respeto dirigir a uno de los grandes de la Premier. Por eso la opción del Bayern es la que más le cuadraba y le ha terminado cuadrando.

Sorprende la forma en la que el club alemán ha anunciado su fichaje y que Guardiola haya firmado por tres temporadas cuando en el Barça siempre lo hizo año a año. La razón solo puede ser que mientras en el club catalán era cuestión de mantener el modelo, en el Bayern va a tener que ponerlo en marcha, si no desde lel principio, sí con mucho más recorrido. De ahí que con una temporada no fuera suficiente.

Ahora que ya sabe dónde entrenará Pep la próxima temporada, muchos estarán cogiendo sitio para esperarle sentados. Y no precisamente para disfrutar con su propuesta, sino confiando en que se estrelle. El Bayern lo tiene todo para dominar la Bundesliga y su gran reto será hacerlo también en Europa. De momento, ahí está Heynckes, pero en julio de 2013 llegará Guardiola. Que tenga suerte.   


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba