A mi bola

Florentino y los clubes de petanca

Mientras Ramos desafía a Mourinho con su "gesto de amistad" hacia Özil, Cristiano ha dejado de estar triste sin que sepamos por qué lo estuvo y ahora resulta que Kaká nunca ha estado en venta, Florentino Pérez ha instaurado el absolutismo en el Real Madrid.

Con 997 votos a favor, 100 en contra y 15 abstenciones. Es decir, con el respaldo mayoritario de los socios compromisarios que estuvieron en la Asamblea del club, el presidente sacó adelante la modificación de los estatutos: 20 años de antigüedad para ser candidato a la presidencia y aportar el aval del 15% y con bancos conocidos. 

Ya sea para perpetuarse en el cargo, tal y como le acusa su ingenua oposición, o impedir que alguien se anime a hacerle siquiera oposición, Florentino ha logrado que los candidatos a sustituirle en la presidencia tengan que avalar el 15% del presupuesto con el patrimonio personal, es decir, aproximadamente 80 millones de euros. La pregunta parece evidente: ¿cuántos de los 30.000 socios que cumplen el requisito de los 20 años de antigüedad disponene de ese patrimonio personal?

Normal que un compromisario dijera en la Asamblea que "podría salir elegido alguien con mucho dinero y pocas ideas y, en cambio, se le cierra la puerta a buenas ideas sin dinero". "¿Podría haberse presentado don Santiago Bernabéu?", se preguntó en voz alta otro.

Pero hay otra pregunta aún más importante: ¿Y si de los pocos socios con más 20 años de antigüedad que pueden avalar el 15% del presupuesto, ninguno tiene la aspiración de presidir el Real Madrid? ¿Qué pasará cuando Florentino no esté? Pues sí, podría darse el caso de que el club de fútbol más importante del mundo no tendría presidente. Ni en los clubes de petanca...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba