A mi bola

Florentino: Bale ya, por favor

Es el culebrón del verano y, a un día del comienzo de la Liga, aún no ha terminado. El fichaje de Gareth Bale por el Real Madrid sigue acaparando portadas un día sí y otro también a la espera de un desenlace que lleva semanas siendo inminente y que precisamente por ello ya cansa.

El dueño del Tottenham, Joe Lewis, es un hueso duro de roer, tal y como hace un año demostró con el fichaje de Luka Modric. Séptima fortuna de Inglaterra, según la lista Forbes de 2012, este empresario que vive en Bahamas para pagar menos impuestos se ha propuesto hacer el negocio del siglo con la venta del futbolista galés a Florentino Pérez.

Dicen que Lewis ha pedido al presidente del equipo londinense, Daniel Levy, que no vuelva a hablar con el Real Madrid por el traspaso de Bale. El máximo accionista del club inglés, a través de su empresa ‘ENIC Group', pretende que se olvide de fichar por el conjunto blanco y se centre en ganar la Premier esta temporada. Sin embargo, sabe que esto ya no es posible.

Hasta el técnico del Tottenham, André Villas-Boas, reconoce que Bale estará ausente en el debut en la Premier ante el Crystal Palace. El galés lleva sin disputar un partido con su equipo desde mediados de julio. "Un tirón en el glúteo le impidió estar durante dos semanas y se ha quejado de un dolor en el pie. Creo que lo más natural es no implicarle ante el Palace", explicó un resignado Villas-Boas. Además, el jugador presenció el miércoles el encuentro de su selección ante la República de Irlanda desde el banquillo y vestido de calle.

Después de que la prensa inglesa publicara que Bale ha confesado a sus compañeros de la selección galesa su intención de no volver a vestir la camiseta de los spurs, todo hace indicar que el Tottenham no tendrá más remedio que acceder a negociar su salida antes de que termine el plazo de fichajes. Se habla de un acuerdo por 110 millones de euros, una operación en la que podría estar incluido el portugués Fabio Coentrao.

Eso sí, el comportamiento de Bale está dejando mucho que desear desde un punto de vista puramente profesional, por más que asegure que el Tottenham le prometiera que le traspasaría en caso de no clasificarse para la Liga de Campeones y que su rebeldía forme parte de la estrategia de Florentino Pérez para poder ficharle. A diferencia de otros jugadores como Rooney, a quien pretende el Chelsea, o Luis Suárez, objetivo del Arsenal, Bale no se ha mojado públicamente. Quizás todo fuera más fácil, además de más honrado, si lo hiciera. Más fácil, aunque igual de caro. Una barbaridad. 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba