A mi bola

Anna Tarrés dispara al pianista

La decisión de la destituida seleccionadora nacional de sincroniza, Anna Tarrés, de demandar al presidente de la RFEN, Fernando Carpena, es sólo el penúltimo capítulo de una triste y lamentable historia. Está claro, o al menos así debería estarlo, que en el deporte de élite no es oro todo lo que reluce, aunque casos tan siniestros como el de la sincro española deben ser aclarados

Tarrés, quien por fin ha dicho algo y habla de una "campaña de acoso e injurias" contra ella, ha citado a los medios para hablar el lunes. Anna tiene muchas cosas que explicar. Ya sea para desmentir, matizar o reconocer las acusaciones y, en el tercer caso, pedir perdón. Eso sí, es curioso que Tarrés -al menos, de momento- no emprenda acciones legales contra las quince ex nadadoras que le han acusado por escrito de abusos, vejaciones, malos tratos e insultos, sino que lo haga contra quien considera que está detrás de la citada carta.

Desconozco si Carpena es culpable o no de lo que le acusa Anna, pero lo que tengo claro es que se lo tiene merecido. El presidente de la RFNE se limitó a telefonear a Tarrés para comunicarle su decisión de no renovarle su contrato y la hizo oficial en una breve nota. Unas declaraciones de Paola Tirados sirvieron para rescatar del olvido una carta de la nadadora canaria escrita en abril, pero a la que Carpena no hizo ningún caso, pues Tarrés estuvo al frente de la selección española de sincronizada en los Juegos de Londres. Y, casualmente, la víspera de que la Federación presentara al nuevo equipo técnico de sincronizada, se filtra la famosa carta firmada por quince ex nadadoras. En la citada presentación, el presidente federativo no sólo aseguró haberse enterado por la prensa, sino que se lavó las manos argumentando que ese asunto deben resolverlo entre las dos partes.

Que Carpena está detrás de la carta es algo que ya adelantó el diario Marca, pero que Anna Tarrés se limite a demandar al presidente no despeja las dudas sobre la veracidad o autenticidad de las acusaciones de las ex nadadoras contra ella. Sólo revela el enfrentamiento entre presidente y seleccionadora, algo que puede ser importante, pero que no aclara el fondo de la cuestión. Anna dispara al pianista. No le veo a Carpena en una piscina haciendo sincronizada.  


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba