A contratiempo

¡Lo pagaréis, ególatras!

El intento de boda fracasó. Y no era una cita a ciegas. Siete años de berrea sin consumar. Siete años llevaba Ciudadanos ofreciéndose a UPyD. Ni por esas. El momento estaba ahora propicio. La izquierda se fragmenta y enfrente, tan sólo un partido fuerte. Nada mejor que otra fuerza a su vera, con planteamientos democráticos, de regeneración, sin máculas. La suma de Ciudadanos y UPyD más que razonable, parecía inexorable. Y necesaria. Un bloque sensato, racional, nacional, para completar mayorías, para alejar el espantajo del paroxismo demagógico.

No hubo nada. La vanidad es incompatible con la dicha. El ego de los políticos es pegajoso y obsceno. Prefieren la crucifixión a pedir perdón. En el plano teórico, nada habría resultado más sencillo. Ciudadanos y UPyD unen sus fuerzas. Rivera encabeza la lista catalana y Díez la nacional. Casi como hasta ahora, que cada partido tiene muy bien marcado su ámbito electoral. Pero con una marca común.

Esperanzas y eslóganes

La política está bien nutrida de desmesurados e indigestos egoísmos. Los barómetros demoscópicos anuncian un retroceso notable de los dos partidos principales del corral parlamentario. El PSOE está al borde de ser jobarizado por su propia nimiedad ideológica y por el empuje insaciable de Podemos. La mitad del electorado del PP opta por el sofá antes que por las urnas. La 'fatiga de Mariano', se llama el efecto.

Las bases de estos pequeños se desgañitan desde hace meses en pro del matrimonio. "Juntos, podemos", podría ser el eslógan. La sentada en el Eurobuilding de la otra tarde fue una pantomima, una engañifa, un enorme anacoluto. Dicen los Ciudadanos que los contrarios ya traían de casa el acta de ruptura. Dicen los de UPyD que ellos buscaban una unión, no una fusión. Se sentaron, quizás hablaron y no hubo nada más que insultos y reproches.

Les pasarán factura. Ambos. Los electores no perdonan. Y en esta hora de España, menos. Apoteosis del egotismo, del egoísmo y del egocentrismo. Ególatras supinos. Una gran oportunidad perdida. Los partidos, como los árboles, empiezan a morir por la copa. Un paso equivocado. Un error que traerá consecuencias. Para ambos. La fórmula de la felicidad, según Nietzsche: "Un sí, un no, una línea recta, una meta". Aquí había una meta pero sólo un 'no'. Mejor para Rajoy, que siempre vence cuando nada hace.

------------------------------------------------------

EL VARÓMETRO. Muy cruel la doble página enfrentada de Letizia y su mamá y la adorable Kate y la suya. Choque de estilos. ¡¡¡Crash!!! // Julia Otero se lamenta de que nadie del Gobierno va a su programa. ¿Y eso? Qué raro. // Podemos-Pablo Iglesias: Un antes y un después de la espléndida entrevista de Ana Pastor. Tomen nota Évoles, Ristos y otros monaguillos. // No, no y no. El último fichaje de Pedrerol, no. // Coreaban por las calles de Madrid el nombre de Gallardón, mártir. Antiabortistas, clase media, gente del PP. /


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba