A contratiempo

El hada Madina, Pedro y el lobo

"Me sé todos los cuentos", cantaba el poeta tabarés León Felipe, a caballo entre la trinchera antifranquista y la espetera de Sarita Montiel. Aquellos versos, escarpados como la sierra de la Culebra, los edulcoraron en forma de canción protesta de Aguaviva, o sea, la vieja trova castellana.

La batalla política por suceder a Rubalcaba ha discurrido entre la "Operación Triunfo" y el cuentacuentos de la tele. Madina y Pedro descubrieron hace ya tiempo ese balbuceo que les permite hablar tres cuartos de hora sobre cualquier tema sin apenas decir nada.

Han paseado por platós, mercadillos, agrupaciones y polideportivos difundiendo la buena nueva de un socialismo que acaso fue y ya no es, espolvoreando la gravilla de sus discursos sobre auditorios descreídos y en barbecho. Tanta nadería amontonada no se reúne ni en trescientas emisones de "Sálvame".

Los cuentos del hada Madina y de Pedro "el guapo" han chapoteado todos los territorios de lo previsto, desde el concordato al laicismo pasando por la monarquía/república, el derecho a decidir, la crema catalana, los recortes/ajustes/sacrificios, los banqueros opresores y los ricos por su casa. Farfolla sin sustancia, topicazos al por mayor, mercadería de ocasión, materiales por derribo. Puro cuento esgrimido por dos imberbes neuronales, huérfanos de formación, hijos de la Logse.

Tanta nadería amontonada no se reúne ni en trescientas emisones de "Sálvame"

No anda la izquierda muy sobrada de pensadores ni de líderes. Ahí al lado está Hollande, bello ejemplo, el hombre que picoteaba a las mujeres en moto y con casco de la hormiga atómica, y que llegó a El Elíseo sin una sola idea en la cabeza y con jeroglífico en la bragueta. Caído el muro, se nos viene una invasión de predicadores del Twitter, como Renzi o Iglesias. Mensajes 'fast food', comida rápida, digestión de vértigo y a otra cosa. Nada de propaganda por la acción. La única acción es la propaganda. Y cuela.

El hada Madina y Pedro 'el guapo' han dicho una cosa y la contraria según el territorio, según la hora y según la cantidad de café que tomaran en el desayuno. El arte de la política es el arte de creerse las propias mentiras, decía Pavese. Si logras que también te las crean los demás, la campaña está hecha. "Soy más de izquierdas que tú". "Ya pero a ti se te ve el aparato". Y así. Pregoneros de la nada, quincallería ideológica, socialismo de aluvión. Puro cuento. Al final, vendrá el lobo (Mariano, Podemos...) y se los comerá. 

---------------

EL VARÓMETRO.- Chaves, a hurtadillas, se encontró con el corsario Picardo, jerifalte del mayor paraíso fiscal de Europa. // A Pío Escudero se le van ya los senadores de vacaciones. Dos meses. En Navidades, los pobres, sólo tuvieron 56 días. // Matas será lo que sea, pero ir a prisión por una pena de nueve meses cuando nadie entra al trullo por condenas inferiores a los dos años...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba