OPINIÓN

La ‘bomba informativa’ del verano

Quizás al final no ocurra nada. Que la ‘bomba’ resulte tan inocua como los ingenios nucleares con que amenazaba Bárcenas.

La ‘bomba informativa’ del verano.
La ‘bomba informativa’ del verano.

Antes de que este oficio se encanallara hasta su mutación actual en un ente amorfo y desmadejado,  se decía que el verdadero periodismo se hace en provincias. Cercano, austero, directo y sin pretensiones. Un tópico que, como todos, esconde una parte de verdad.

Sana costumbres es echarse al coleto cada mañana al menos dos o tres cabeceras editadas fuera de Madrid para ‘pulsar la otra cara de la realidad’, como se decía antaño en las escuelas de Comunicación. Días atrás, “El correo gallego”, diario prudente y de arcaico perfil, deslizaba, en su muy leída columna sobre rumores y chamullos, un par de líneas que llamaron poderosamente la atención a los lectores más avisados. Decía más o menos así: “Atentos a la ‘bomba informativa’ que estallará este verano. Y no tiene que ver con Cataluña”. “Bomba informativa”, una expresión casi oxidada, también con un regusto antañón, a Martín Ferrand o a Antonio Herrero, colosos del micro. Y no tiene que ver con Cataluña, ojo a la advertencia.

En verano, antes, las redacciones se quedaban en blanco. Los diarios llenaban sus páginas con la sequía y las fiestas locales

En verano, antes, las redacciones se quedaban en blanco. Los diarios llenaban sus páginas con la sequía y las fiestas locales. Ni política ni fútbol. El desierto, el vacío, la nada. Una película de Antonioni que duraba un mes. El año pasado, ocurrieron cosas. No hubo apenas sosiego para la información. Rajoy buscaba aliados para su investidura y apenas se concedió unos días de asueto. Este año, los periodistas se las prometían felices. Cerrados los presupuestos, sin comicios en el horizonte y con el delirio separatista haciendo aguas, toca recuperar la santa tradición del agosto mustio, átono  y sin sobresaltos.

Hasta que saltó el aviso sobre la ‘bomba informativa’. Varios profesionales de la zona gallega aseguran que no tienen idea alguna de por dónde anda el aviso del Correo. “Será un calentón desparramado al calor del termómetro”, confiesan. Un rápido sondeo entre los más avezados analistas del lugar ha deslizado varias sugerencias sobre la naturaleza de esta sorpresa en ciernes, que ha alterado ya la previsible chicharrera estival.

-Rajoy anuncia su retirada para 2019. Supremo enemigo del ‘dedazo’, opta por no señalar sucesor con una frase para la historia: “Ahí os quedáis”.

-Fumigados los barones, Pedro Sánchez ordena en Ferraz dar de baja a todos los militantes que apelliden ‘Díaz’, hablen en andaluz y no sepan deletrear, de adelante hacia atrás y viceversa, la palabra ‘plurinacionalidad’.

-Albert Rivera se corta el pelo a lo Macron, se compra doce trajes de chaqueta negros y rebautiza a su partido con el nombre de “En marcha, citoyens”.

-Carles Puigdemont deja la política y monta un grupo inde-pop con Anna Gabriel de vocalista. “Flequillos escozíos”, es el nombre.

-Cambios en RTVE. El pacto PSOE, Podemos y Ciudadanos acuerda nombrar a Monedero de presidente del Ente y Guayomin de director de informativos.

-Llegó la hora del pijocentrismo. Begoña Villacís y Rita Maestre, designadas candidatas del PP a la alcaldía y la Comunidad de Madrid, respectivamente.

-Cristina Narbona y Margarita Robles se incorporan a la nueva temporada de “Aquí no hay quien viva”.

-Zoido ficha a Cristina Cifuentes para dirigir la UCO.

-Montoro sale del Gobierno y se incorpora a la ONG del padre Ángel.

-Dolors Montserrat toma los hábitos.

-Bertín a Eurovisión y Guti a la selección.

Quizás al final no ocurra nada. Que la ‘bomba’ resulte tan inocua como los ingenios nucleares con que amenazaba Bárcenas. Que agosto vuelva a ser un plácido aburrimiento entre grillos y bronceadores. En suma, que “entre la pena y la nada, elijo la pena”, como decía Faulkner. Que no pase ná.

EL VARÓMETRO. El Parlamento, ahora cobijo de ramplones y matones, acoge algunas almas inteligentes. Luis Aznar, vocal del PP en la comisión de finanzas de los partidos del Senado, se ha revelado como un virtuoso Demóstenes entre tanto inepto balbuciente. Su interrogatorio al antiguo tesorerero del PSOE debería pasar a los anales de la Cámara Alta.// Gloria a Margarita Robles, capaz de referirse al Congreso como la sede de la ‘soberanía nacional’ y no de la ‘soberanía popular’, como dicta ahora la norma de la corrección política. // Roban en casa de Alejandro Luzón el día que asumía el cargo de fiscal Anticorrupción. Con Moix estas cosas no pasaban. // Creíamos a Cantó un hombre sensible, pero se volvió rinoceronte.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba