A contratiempo

De bolivariano a franciscano

¿Y esto quién lo paga?, preguntaba siempre Josep Pla. En Podemos no hay respuesta. Sanidad gratuita, educación gratuita, derecho a una vivienda digna, luz, calefacción, renta básica universal... ¿Y la deuda?  Dios Dirá. Que se preocupe el deudor que a Podemos le da la risa.

Espíritus ingenuos debaten sobre el programa económico de Podemos, aún en construcción (el programa y el partido). Por lo que nos adelantan, es un cúmulo de certezas irrebatibles, todas ellas ya fracasadas. Lo más inquietante de éstos que pretenden 'asaltar el cielo' es que se sitúan en las antípodas del Dante: "Dudar me gusta tanto como saber". Ellos no dudan. Son omniscientes. Tan sólo objetan y sancionan. O sea, en la opinión popular, "verdades como puños". Más bien, puñetazos.

Concepto de democracia

Hoy asciende Pablo Iglesias al liderazgo máximo de su formación. Rumbo a Chávez, ese demócrata a quien instruyeron. "Si Chávez no hubiera educado a su pueblo para defender su democracia, hoy Venezuela estaría como Siria". Monedero dixit ayer mismo. O bien carece de información, que no creo, o pretende ocultar en lo que se ha convertido Venezuela. Quizás aún no es Siria pero balean a los estudiantes, silencian a los periodistas, la oposición está en la cárcel y la corrupción es la norma. Su presidente, el gorila bigotón, se gasta dos millones de dólares en hoteles y linguinis de caviar en un fin de semana en Nueva York. ¡Viva Chávez!

En los últimos meses, desde las europeas, Pablo Iglesias ha moderado el tono, ha enterrado en el subsótano, por tan demócratas, sus vídeos de antaño. Tan joven el nuevo líder y ya tiene un pasado que ocultar. Camucha el estigma bolivariano y abunda en un estilo franciscano. Sus intervenciones están muy construidas. Usa frases corrientes y las coloca como pildoritas, como recetas de galeno. Mezcla la sensatez con el disparate y consigue esa macedonia sugerente y asequible de todo a cien. Es muy palabrero, o sea, muy español.

Cada chorizada, un voto

"Sólo tendrá sabor el lenguaje que hiera", pensaban los podemistas, no hace tanto, con Lucano. Pero ya no. Toca ahora la entonación melosa y tenue, guiños al centro, caricias a las clases medias, palmaditas a los profesionales... La consigna es no asustar. Y no tiene que esforzarse. La letra de su canción le viene escrita en la actualidad de cada día, tarjetas negras, viajes gratis, usura financiera, desahucios, pobreza, choriceo... Apenas necesitan ya corear sus manidos eslóganes, sus topicazos de paraninfo. Los informativos se los sirven en bandeja. Cada pifia, cada rapiña, cada pelotazo, cada comisión alimenta su campaña. "Eso es un voto para Podemos", se oye decir fatigosamente en la tertulia.

Chicos espabilados, esperan a que caiga la fruta madura con frases de concurso de miss. Que no haya hambre en el mundo, que no haya pobres, ni enfermos, ni guerras... Y va colando. Sin prisas. No concurrirán a las municipales para que no se rompa el hechizo. No avanzan coaliciones, pactos ni estrategias. No desvelan su juego. Ni su programa. Ahora son franciscanos. "Nosotros no estamos contra nadie", recitaba ayer mismo Iglesias. Amén.

------------------------------------

EL VARÓMETRO.Gallardón se empieza a convertir en un líder para la derecha recia. Atentos a la mareada contra el aborto. // Muy valiente la campaña de Maroto, alcalde de Vitoria, contra algunos inmigrantes jetas de la subvención. // No ha gustado, nada de nada, en su partido la fórmula/examen de Esperanza Aguirre para seleccionar alcaldes. // Respiran en el PP. Con Chaves y Griñán en el Supremo, ahora es el PSOE quien está a la defensiva. // Si le encuentran un destino aceptable, Torres-Dulce saldrá volando de la Fiscalía.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba