OPINIÓN

Los apocalípticos tenían razón

España se rompe, hay un golpe de Estado y los nacionalistas catalanes han proclamado la independencia. No son hipérboles, ni exageraciones sensacionalistas, ni catastrofismos fachas.

Los apocalípticos tenían razón.
Los apocalípticos tenían razón. EFE

Fue posiblemente Alfonso Guerra el primero en destrozar el tabú. Calificó el, por entonces procés, de “golpe de Estado a cámara lenta”. Revuelo de zangolotinos. Hasta de los propios. “Está chocho”. Pocos osaban utilizar esa expresión. Algunos periodistas, como Jiménez Losantos. Cómo ruge la caverna, se estremecían los demócratas de saloncillo.  

Se sumaron luego Dolores Cospedal, carente de pelos en la lengua, y hasta Íñigo Méndez de Vigo, el portavoz del Gobierno, artista consumado en morderse la lengua. Se fueron sumando luego, con parsimonia, políticos, opinadores, gente de lo común y el catedrático García Fernández, nada sospechoso de simpatías con la reacción. Hay un golpe de Estado cuando “el orden jurídico de una comunidad es anulado y sustituido en forma ilegítima por un nuevo orden”, dejó escrito, citando a Kelsen.

Hubo golpe, hay golpe y algunos, finalmente, se han enterado de golpe. Malaparte campea por la Diagonal

El temor a las palabras provoca más daños que la filoxera. Días atrás, las tres grandes asociaciones de fiscales, sentenciaban que “se ha culminado tristemente un golpe al Estado de Derecho”. ‘Al’ por ‘de’. Eufemismo para contentar al progresista de la familia. Hubo golpe, hay golpe y algunos, finalmente, se han enterado de golpe. Malaparte campea por la Diagonal.

Despertaba también hilaridad entre los jocosos progres lo de “romper España”. Cuántas burletas se oyeron. “Oh, sí, qué miedo, se rompe España”, se chanceaban. Cosas del fascio, eso de temer por la fractura de la nación. José María Aznar fue el más clarividente, años ha, en esta línea: “Antes de que se rompa España, se quebrará Cataluña”. Así ha sido. Lo segundo ya está hecho. Para lo primero, apenas faltan dos o tres pasos. O no.

Rajoy y Sánchez se esfuerzan ahora en impedirlo. Enhebran gestos etéreos, amagan pasos inciertos aún por determinar. Vervigracia: una comisión de estudio para dilucidar si España es una nación, una nación de naciones, una corrala o un jeroglífico. Ya veremos. De momento, “España se rompe” aunque tuerzan el gesto los hiperventilados de la corrección.

De momento, “España se rompe” aunque tuerzan el gesto los hiperventilados de la corrección

“Todos los nacionalismos son separatistas. En Cataluña proclamarán la independencia”. Hace treinta años ya lo advertían. Les tomaban por lerdos. Por ‘anticatalanes’, por españolistas de mierda. Y decían, esa es afirmación de brocha gorda. “Los nacionalistas moderados no están en esas, son pragmáticos, nunca lo harán”. Cuatro años les ha bastado para meter el turbo y lanzarse al acantilado.

Llamar a las cosas por su nombre no está bien visto. La gente se asusta, se incomoda. Los democristianos han sido los grandes especialistas en disfrazar la verdad. Arnaldo Forlani, primer ministro italiano en los 80, fue el gran virtuoso de la palabra anestesiada. Dijo de él Montanelli: “Traducido a su meliflua jerga política, incluso el Apocalipsis se convertiría en una modesta refriega”.

España se rompe, hay un golpe de Estado y los nacionalistas catalanes han proclamado la independencia. No son hipérboles, ni exageraciones sensacionalistas, ni catastrofismos fachas. Es lo que hay. Lo que había y tan sólo algunos osaban denunciar. Los demás, miraban para otro lado.

_

EL VARÓMETRO. Reapareció, sin ruido, Esperanza Aguirre en la Fiesta Nacional. Como corresponde. // Cercas sobre los golpistas: “Son los ricos los que quieren separarse de los pobres, y no al revés”. // Europa sigue temerariamente en manos de gente como Junker. // Pablo Iglesias, a puntito de ingresar en el clan de los Pujol. // Señor Junqueras: Cada día 250 pymes huyen de Cataluña. La única verdad es la realidad.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba