OPINIÓN

Rajoy, en sus trece (que son doce)

No se divisa, ahora mismo, un competidor que pueda plantarle cara a Rajoy si decide seguir en la carrera, si, transcurrido este cuatrienio que acaba de arrancar, opta por la reelección.

Fernando Martínez-Maíllo, en una imagen de archivo
Fernando Martínez-Maíllo, en una imagen de archivo EFE

Zumbaba un pequeño ruido de codazos ante el Congreso del PP. Gente que se afanaba en situarse en la primera línea de cara al relevo de Rajoy, dentro de cuatro años. Fernando Martínez-Maíllo, un zamorano prudente que evita pasar por perspicaz, pronunció la frase y se evaporó el debate: “Veo a Rajoy gobernando doce años”. Nadie había ido tan lejos. Rajoy, se daba por supuesto, abandonaría discretamente la política tras dos mandatos, como hizo Aznar.

El incipiente debate sobre la sucesión de Rajoy quedó sepultado. Ni primarias, ni herederos, ni ‘delfines’

Doce años. El incipiente debate sobre la sucesión de Rajoy quedó sepultado. Ni primarias, ni herederos, ni ‘delfines’. De golpe, se acabaron las cábalas sobre el candidato y se pasó a elucubrar sobre los doce años de presidente. Todos los partidos entraron mansamente en el juego. Cuando se asume con tal unanimidad una teoría es que es posible. “Dios dirá”, apuntó a la gallega el aludido. Algunos en su partido torcieron el gesto. Otros, hicieron cábalas. Si Maíllo lo dice, es que hay algo. ¿En verdad el jefe se lo estará pensando?

Angela Merkel va a presentarse por cuarta vez. No se encuentra en su mejor momento. Su política con los refugiados le estallará en las urnas. Pero lo va a intentar. A por los dieciséis. Franklin D. Roosvelt fue el único presidente de los EE.UU. que se mantuvo en el poder durante doce años. Habría estado 16 de no haber sufrido un infarto en los albores de su cuarto ciclo en la Casa Blanca. Los norteamericanos, gente prudente, aprobaron la 22 enmienda que limita a dos los mandatos presidenciales. Algo razonable, aunque no siempre certero. A un presidente funesto como Obama le sobraron seis. A Rodríguez Zapatero, lo mismo. Suele ser desaconsejable eternizarse en el poder, pero hay años y años y presidentes y presidentes.

Un factor determinante

La jugada de Maíllo ha dado un vuelco al tablero político en los albores del nuevo año. El factor doce años puede marcar la legislatura. No se divisa, ahora mismo, un competidor que pueda plantarle cara a Rajoy si decide seguir en la carrera, si, transcurrido este cuatrienio que acaba de arrancar, opta por la reelección. Los ‘doce años’ ya no son un tabú ni una ensoñación. Casi se antoja ahora una realidad inevitable. Está en plena forma, su liderazgo es indiscutible, los partidos rivales andan a la greña y en Europa se reclaman certezas. ¿Quién da más? Ya hemos quedado en que esta legislatura será larga y quizás fructífera. Si todo sale bien, ¿por qué un político de 64 años, con un hijo aún de quince, va a elegir el camino de la jubilación? François Fillon, futuro presidente de Francia si Marine Le Pen no lo impide, tiene 62. Teresa May, primera ministra del Reino Unido, cumplió los 60. Ninguno está pensando precisamente en la retirada.

Irse en el mejor momento suele ser aconsejable

Irse en el mejor momento suele ser aconsejable. En especial, para quienes están obsesionados con la posteridad. Rajoy no es de esos. Piensa con Wilde: ¿Y qué ha hecho por mí la posteridad? Presidente doce años.

_

EL BARÓMETRO. Cospedal superó con sobresaliente el trance del vestido en la Pascua Militar. Impecable. Ahora necesita un escribidor de discursos que estén a su altura. // A Zoido le falta solemnidad. // Quizás De la Serna, el ministro pintón, ha molestado a la Generalitat donde más le duele, que no es ni el referéndum ni la independencia, sino la red Cercanías. // Tras la ‘posverdad’ se nos viene el ‘errorismo’ // ¿Qué planean hacer con Susana Griso? // La gran verdad de Massimo Recalcati: “Los padres son ya los sindicalistas de sus hijos”.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba