A contratiempo

Rajoy y su ego rampante

En el mismo día, Bono (el cantante) le dedica unas sevillanas y Merkel un puesto cumbre en la Comisión Europea. Solo le falló el avión. Pero resultó ileso.

¿Y si al final Rajoy lo consigue?. ¿Y si culmina su ascensión y clava la bandera en la cima? Últimamente, a Rajoy todo le sale bien. No todos los españoles pueden decir lo mismo. Pero la vida y la política son vidas paralelas que raramente se cruzan. Ni siquiera se rozan. Tan sólo cada dos o tres años, en las urnas. La Historia está llena de grandes fiascos electorales.

Felizmente, a Rajoy le ha abandonado la adversidad. Lo del rescate es ya historia. Ahora la Comisión Europea nos acaba de sacar de la 'zona de máximo riesgo', aunque seguimos con desajustes excesivos. De la UVI a planta. No suena tan mal. En la cumbre de Dublín, gran jamboree de los partidos conservadores europeos, Rajoy habló de tú a tú con Merkel. Nos pidió un voto y le sacamos un cargo. O algo más, ya se verá. Inimaginable hace unos meses, Rajoy pisando firme por los escenarios internacionales con su inglés balbuceante y su aspecto de registrador de provincias.

Héroes y villanos

Aznar plantaba las botas en la mesa de café de Bush, pero aquella era otra historia. El ego de Aznar siempre caminó bajo palio. Rajoy nunca ha ido de líder corajudo capaz de actos heroicos. Como ese pudor de los escritores ingleses, incapaces de sacar a un héroe heroico. No es Rajoy de carácter blando pero tampoco explosivo. Lo del verso: "Una vida mediana yo posea/ un estilo común y moderado/ que no lo note nadie ni lo vea". Es un espíritu templado con una idea entre las cejas: "Todo llega".

Le está llegando. El destino no sólo le es propicio sino que le está linsojeando. Quizás alguien piense que hay una conspiración para envanecerle. Pero se deja llevar. Está cambiando. Dos años agazapado en la tormenta, dos años padeciendo males heredados, dos años de incertidumbres y de miedos y de pronto, voilà, el cielo se despeja, los temores se achican y Bono (el cantante) enarbola la 'marca España'. Toma nota, Margallo.

Y se nos ha engrupido, que diría el criollo. Rajoy se nos ha venido arriba. Donde todo era humildad y discreción empieza a asomar el fiero orgullo. Cosas de la política. Se le nota en los hablares. Incurre ya con insistencia en el asqueroso 'yoismo', tan odioso y petulante.

La retórica del 'yo'

En el debate del estado de la nación usó un tono nuevo, férreo, firme, algo sobrado. No sólo con Rosa Díez, su siempre maltratado pim-pam-pún. Hablando sobre ETA, por ejemplo. "¿Por qué tengo que darle algo a cambio? ¿Y qué tengo que darle a cambio? ¿Por qué tengo que hacerlo?". O se le fue la mano en la primera persona o ha empezado a pensar, modestia aparte, que el Estado es él. Yo, yo, yo...

En el congreso de Dublín se reveló como todo un líder europeo -sólido y brioso- hasta ahora ignoto. De haber hablado tres minutos más, Merkel se hubiera puesto celosa. Peroraba antes descreído, algo distante, con apenas ánimo y ausencia de énfasis. Ese Rajoy se ha evaporado.

La metamorfosis de Rajoy está resultando llamativa. De palabra y gesto. Ha desembocado en los terrenos del 'yo' y corre el riesgo de enfangarse. Cierto que entramos en periodo electoral y hay que transmitir una imagen de seguridad incuestionable. Cierto, también, que en la política doméstica carece de enemigos de nivel o de rivales considerables.

Pero semejante ataque de egocentrismo quizás chirríe. Aconsejaba Tolstoi, tan manoseado ahora por lo de Sabastopol, que "es difícil dejar el tabaco, dejar la bebida, pero lo más díficil, y al mismo tiempo lo más necesario, es conseguir liberarse de la embriaguez que uno siente por uno mismo, por su propio 'yo'. Y yo comienzo ahora a sentir la posibilidad de esa renuncia". Un político tiene que resultar eficaz, sutil y brillante. Los egos derivan en sueños dogmáticos.

------------------------

EL VARÓMETRO. Otro avión averiado. ¿A qué se dedica el ministro Morenés? ¿puede saberse? // De pronto Ana Mato, en la rueda de los viernes. La pensábamos extraviada. // Hay tantos ministros con líos que ya es un lío de ministros. // 


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba