A contratiempo

Mujeres, hombres, Podemos y viceversa

“Somos mujeres”. Las promotoras del “Proyecto Adelante” (no confundir con la Liga que fue) han emitido un comunicado para hacer saber tal circunstancia. Son mujeres. Se agradece la aclaración. “Somos seres con decisión propia”, añade el texto, como si tuvieran delante a un Nietzsche a quien convencer. Y prosigue: “En política se ha acabado el monopolio político masculino”. Valga la redundancia.

Tania Sánchez y Rita Maestre son las impulsoras del proyecto y de este texto aclaratorio, quizás innecesario. En especial, porque su radio de acción será la Comunidad de Madrid. No es precisamente Madrid un ‘territorio’, como ahora dicen los politólogos, donde la mujer pueda sentirse preterida. Más bien, al contrario. Hay casos notorios y reconocidos. Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes, por ejemplo. No recuerdo que ninguna de ellas tuviera que redactar un escrito para evidenciar públicamente su condición de mujeres. Y ambas llegaron a la cúspide del poder en su región votadas masivamente por los madrileños.

Si el problema no es Madrid, quizás lo sea el partido en el que Tania y Rita militan. O sea, Podemos

Si el problema no es Madrid, quizás lo sea el partido en el que Tania y Rita militan. O sea, Podemos. Si han creído necesario lanzar una proclama para reivindicar su condición de ‘mujeres’ y para denunciar que “la política no es cortijo de los hombres”, es que en su partido algún problema subyace al respecto.

Tania y Rita, Rita y Tania, las Thelma y Louise de la nueva izquierda madrileña, se reivindican como mujeres para desterrar su imagen de “ex novias de…”. Posiblemente, este es el punto. Este es el motivo de su declaración. Su grito desgarrado parece dirigido a sus propias filas, donde, cabe colegir, se las considera tan sólo dos individuas que han alcanzado un cierto nivel orgánico merced a su condición de “ser ex novias de…”

Intolerable. Indignante. Cavernícola. Una formación que se reclama progresista, máxima representante de la nueva política, feroz combatiente de los esquemas antañones, del machismo macilento, de la ortodoxia decadente, de don Pelayo, de la pachanga del himno nacional, de Indívil y Mandonio, de las capillas, de la Semana Santa, no puede incurrir en semejantes muestras de atavismo del cuaternario. Tania y Rita, Rita y Tania, se ven forzadas a reivindicar su condición de mujer porque en el entorno político en el que militan las han tomado simplemente por dos advenedizas que han hecho carrera al estilo de Carmen Romero, pongamos por caso. Por ser simplemente la pareja de algún alto cargo, de algún preboste de su partido. ¿Tu quoque, Pablo?

Huelga mencionar que el partido de la derechona nacional, el PP, ha tenido y tiene mujeres ministras, presidentes de las Cortes, secretarias de Estado, presidentas de Comunidades. Razón por la cual se antoja algo vergonzoso que dos militantes de la fuerza más avanzada y rompedora tengan que salir a la plaza pública para proclamar que no son ‘tronistas’ de Telecinco, ni mucho menos ‘amiguitas de’. Que están ahí por su condición de mujeres que aspiran a cambiar algunas cosas en política. ‘La Pasionaria’ también era mujer, ostensiblemente de izquierdas, y no tenía que recordar que lo era. Ni lo uno ni lo otro.

Algo está fallando en Podemos cuando estas dos jóvenes y bravas luchadoras se ven obligadas a reivindicar algo que ya no se escuchaba desde los tiempos de Clara Campoamor

Algo está fallando en Podemos cuando estas dos jóvenes y bravas luchadoras de los derechos sociales, combatientes de las injusticias más detestables, que aspiran amablemente a fracturar el partido desde dentro, como es norma en la casa de Tania, se vean obligadas a reivindicar algo que ya no se escuchaba desde los tiempos de Clara Campoamor. Iglesias Turrión arremetió en su día contra una ingenua periodista que osó preguntarle precisamente por Tania. Le llamó “Machista”. Ahora es Tania quien, al parecer, se lo llama a él y a todos los suyos. O estas damas sobreactúan o en Podemos, amén de su ideología de progreso, palpita también mucha ideología de la reacción. O viceversa.

___ 

EL VARÓMETRO.- La canosidad apabullante de la barba del Rey don Felipe. Lo más comentado de la semana. // “Si tienes un plan, acláralo”. La frase que más escucha el paciente Pedro Sánchez cuando se pone cara al sol. // Si confunde a Einstein con Newton, ¿cómo no va a confundir a Ramón con Chumy? Santiago González dixit.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba