A contratiempo

Cifuentes, sin ataduras

La exhibición grosera de poder es el manto que oculta la debilidad o la cobardía. Aguado sobreactuó en su empeño de recordarle a Cifuentes que le debe el puesto, el cargo, el sillón y casi hasta su vida... política. "Le guste o no, tendrá que gobernar con un programa teñido de naranja", le espetó el jefe madrileño de Ciudadanos a la aún aspirante a presidenta de la Comunidad. Sonaron sus palabras en la sede de la Asamblea como aquello de Travolta en El juego de Hollywood: "Yo soy el que dice cómo están las cosas". Malo cuando hay que recordar en público quién es el que manda. Significa que nadie se da por aludido. El poder se ejerce, pero no se exhibe con petulancia de aldea. No se exhibe a los gritos, como los simios de Charlton Heston. El énfasis es la superstición de nuestros políticos.

Cifuentes soportó con franciscana paciencia siete eternas sesiones de ardua negociación con Aguado hasta lograr el 'sí' de los niños Ciudadanos a su investidura. Una representación ardua y estéril. Un teatrillo peliculero. En esa partida, los más necesitados eran la gente de Rivera. Después de entregarle el trono a Susana Díaz, la sultana socialista, no podía hurtárselo a Cristina Cifuentes. El futuro de Ciudadanos habría quedado malherido y cojitranjo. De modo que Aguado sacó pecho para disimular la debilidad de su partido, que no encuentra dónde sentarse. Si a la derecha, a la izquierda, ni rojo, ni azul. Terminará en taburete junto a la puerta abatible de la cocina, como Peter Sellers en El Guateque. Quedarse entre dos sillas, con el culo en el suelo, dicen los franceses.

La número Uno

Cuando dijo Cifuentes que gobernará "sin ataduras hacia nada ni hacia nadie", no pensaba en el hombre de naranja, sino en quienes tenía sentados en la primera fila. Aguirre, González, Gallardón... Sus predecesores en el cargo, que se la hicieron sudar en tiempos ya periclitados. Ni ataduras, ni gaitas, dijo Cifuentes, minutos antes de enfundarse la camiseta del Real Madrid de baloncesto, que también acababa de hacer historia. Por cuadruplicado. Estaba rutilante la presidenta, de blanco, melena rubia al viento y con el número 1 en el dorsal. Parecía el alero de la selección alemana. La alcaldesa Carmena, asfixiada por la barahúnda de gremlins con los que el malvado Iglesias le ha inundado su despacho, optó por no embutirse en la camisola que lucía un confianzudo 'Manuela' a la espalda. Quizás pensó que no daba la talla.

Ni lazos, ni ataduras, ni cadenas, vino a decir Cifuentes a sus compañeros de partido, casi todos defenestrados. Su grupo en la Asamblea está atestado de lo que se conoce como aguirristas. Pero en su Gobierno no ha dejado ni uno. Ni de Esperanza ni de González. Ni rastro del pasado. "Un proyecto nuevo para un tiempo nuevo". En un partido asolado por la derrota, la impotencia y el rencor, la walkiria del Palacio de Correos emerge como el único superviviente del naufragio. La verdadera 'número uno' de una formación que se afana por alcanzar la costa de las elecciones generales. A las espera de las urnas, Cifuentes ha decidido navegar sola. Aventura endiablada. Las siglas del PP le persiguen. "Ya he roto mis cadenas, dirás: como el perro rompe el lazo a fuerza de tirones, pero en su huida arrastra un buen trozo de la cadena al cuello". Cuando redondeó este texto, Persio quizás pensaba en la nueva lideresa madrileña. Y hasta en Rajoy.

---------------------------------------

EL VARÓMETRO. La nueva política llega con vicios de la vieja. El nepotismo incrustado. Casposo y cañí. La pareja de Colau; la novia del número dos de Colau; el sobrino político de Manuela; er Kichi de Teresa la gaditana; Tania; el hermano de Tania... // Un político inteligente e ilustrado como Wert no debió fugarse del Gobierno de esa forma. Ah el amor, esa bestezuela dulce contra la que no hay quien se defienda. // Miguel Ángel Revilla, el de las anchoas. Gobernará de nuevo en Cantabria (de soltera, Santander) sin haber ganado nunca unas elecciones. // Linde tiene razón. El futuro de las pensiones, peligra. Políticos politiquean con lo más sagrado.


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba