5 estrellas

El morbo de los espías.

Dice Luis de la Corte, profesor en la Autónoma de Madrid, que “no se puede discutir que, cuando menos algunas veces, la vida y el mundo llegan a adoptar una apariencia verdaderamente desordenada y caótica; en suma, ininteligible”. Lo escribe en una columna dedicada a los servicios de inteligencia. Pone la cara por el CNI, la CIA y hasta la NSA para defender su utilidad: “los servicios de inteligencia democráticos que realmente lo son (los que no emplean esa expresión como un mero eufemismo) tienen (o deben tener) la prioridad absoluta de analizar la realidad circundante y aportar conocimiento útil y oportuno para la toma de decisiones relacionadas con la defensa y la seguridad nacional”.

Seguir la noticia...



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba