5 estrellas

31 de julio

El maquinista hablaba por teléfono cuando se produjo el accidente de Santiago. Le llamaban de la empresa, Renfe, que recomienda el uso del móvil exclusivamente en situaciones de riesgo o emergencia. El destino ha querido que conozcamos el dato el día que se inicia la operación salida de vacaciones con una llamada de Tráfico a la conducción responsable. En la capital el aire sigue enrarecido, casi irrespirable. Los medios llegan densos en víspera de la comparecencia de Rajoy, políticos citados a declarar y revelaciones sobre el yerno del Rey que avergüenzan sólo con leerlas. La vida continúa.

1. ¿Y si nos dejáis trabajar tranquilos?

"La política ha dejado de servir para algo. De verdad lo creo", reconoce Marc Vidal, a quien conocí impulsando cambios que no acaban de llegar. "Los problemas nos están superando como sociedad. En todos los ámbitos vivimos fuera de las medidas lógicas que regían el orden durante siglos. Los malos y los buenos mezclados como un puré infecto". Lamenta que la política esté  "totalmente paralizada y pendiente de las formas y no del fondo. Te pasas el día recorriendo oficinas, encargando procesos burocráticos, pagando impuestos y tasas que no existían hace un minuto, (...) te molestan, te interrumpen, se invitan a colocar a uno de sus primos o sobrinos, te apoyan de boquilla y luego te quitan lo que no te dieron".

Seguir la noticia...


2. Se acabó, hay que hacer cambios.

"Los expertos consultados muestran su preocupación, desde distintos ángulos, del proceso por el que pasa España, que está afectando ya a la gran mayoría de su sociedad". Con esas líneas Manel Manchón nos sumerge en el pesimismo endémico que parece haberse instalado por aquí. Con las vacaciones a la vuelta de la esquina y un debate en el Congreso que debería servir para terminar una etapa, Manchón escribe en @econodigital: "El gran problema es que los cambios en un país no se pueden producir de un día para otro (..) Las reformas se deben y se pueden centrar en algún aspecto concreto, en los partidos políticos. Pero surge de nuevo un reto mayúsculo. “Hay dos grandes partidos, pero quién de los dos va a ser capaz de romper con sus privilegios, quién podrá digerir reformas estructurales que afectarán a su futuro inmediato?”

Seguir la noticia...


3. Un dedo en la nariz y otro en el culo.

"En estos días, para consumir información hay que tomar biodramina", escribe Toni Garrido en InfoLibre. Habla de ruido, de espectáculo, de información y desinformación. "Presumimos de cobertura, alardeamos de ser los primeros en dar la cifra de muertos, de contar antes que nadie con el testimonio de uno que vio los brazos desprendidos de un cuerpo (...). Describimos, analizamos, hablamos de respeto a las víctimas metiéndoles un dedo en el culo. Lo llamamos información, pero no es más que hilo musical. Ruido de fondo sin apenas forma".

Seguir la noticia...


4. Por qué es necesaria la paz en Colombia.

El resultado de seis años de trabajo y un esfuerzo por documentar y recuperar la memoria del horror ocurrido durante 54 años de guerra en Colombia, entre 1958 y 2012 es el siguiente: han muerto 218.000 personas; cuatro de cada cinco víctimas eran civiles y tenemos hoy 5,6 millones de víctimas. Señala La Silla Vacía que "en los países latinoamericanos que sufrieron conflictos armados o dictaduras predominaron algunas modalidades de la violencia (...) La guerra en Colombia las ha juntado todas -masacres, desapariciones, asesinatos selectivos, secuestros, violencia sexual- y sus números rebasan los de los otros países". 

Seguir la noticia...


5. Las sombras de Grey dan trabajo a los bomberos.

Cuenta Carlos Fresneda en El Mundo que "los bomberos de Londres lo conocen ya como el efecto Grey. A saber: las llamadas desesperadas anunciando que el marido o la esposa se ha quedado con las manos esposadas, y no aparecen las llaves, o no hay manera de abrirlas, o tal vez ustedes puedan ayudarnos a romperlas...". Al libro de E. L. James, que ha vendido más de 70 millones de ejemplares en todo el mundo, le habían atribuido hasta ahora un aumento ostensible de la actividad (y de la intensidad) sexual, sobre todo en ellas. Se suman ahora los "accidentes sexuales". "Desde 2010 se han registrado 79 episodios de londinenses esposados en sus casas y liberados gracias a la pericia de los bomberos, que también han tenido que atender a nueve hombres con anillos atascados en el pene", relata Fresneda.

Seguir la noticia...



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba