5 estrellas

2 de julio

Cospedal no tiene miedo ni ante la mirada de un Aznar que eludió su condición de secretaria general del PP y se negó a intervenir en FAES como estaba previsto en su presencia. Quizás sintió el bochorno al que se refiere Esperanza Aguirre. Los políticos honrados se sienten indignados, dijo la lideresa.  Bajan revueltas las aguas de los partidos. O deberíamos decir suben, tratándose del PSOE y la agitación que se traslada a Madrid desde Andalucía. No se puede fiar uno de nadie en estos tiempos. Ni de la buena de Arantza Quiroga, como cuenta aquí al lado El Buscón, ni de Obama, que ni a Cameron ha dejado de espiar y se defiende con un buen ataque: “Europa también espía en EEUU”. Mientras en Egipto, la primavera va camino de acabar como un golpe de estado militar.

1. La mordedura de Aznar.

Pilar Cernuda en su Crónica personal del Diario de Sevilla lo deja bien claro. “Rajoy, fiel a su estilo, no se inmuta. Para él, no pasa nada. Pero pasa”. Asegura que “esa actitud ha creado mal ambiente en el entorno de Aznar”, a quien quieren que apunten los papeles de Bárcenas y eso son palabras mayores. Ya advertía La Gaceta que el expresidente va a los suyo, pero “sus fieles son legión”. “Habrá que estar atentos a los gestos: hay miradas que cortan como cuchillos. Y la tensión en el PP, ahora, estos días, es de las que se palpan, no sólo se huele”, escribe Cernuda.

Seguir la noticia…


2. Aquí hay empleo.

Antes de que el Gobierno publique hoy el paro registrado (los inscritos en el antiguo Inem), vaya por delante que “no todos los sectores laborales están en crisis”. Emiliano Labrador y  Eva Villegas, de La Salle-Universidad Ramon Llull, describen lo que pasa en el mercado laboral: “necesita nuevos perfiles para nuevas necesidades. Y más allá de esto, necesita nuevos modelos de actuación de los trabajadores”. Repasan nuevas profesiones y, más importante, nuevas capacidades y actitudes. “Las ofertas de trabajo se enfocan cada vez más en buscar perfiles concretos, no en profesiones genéricas. Como decía Baltasar Gracián: “Saber y saberlo demostrar es valer dos veces”.

Seguir la noticia…


3. Espías de Obama en Europa y viceversa.

Esto no se le hace a un amigo, le han dicho los europeos a Obama. Al premio Nobel de la Paz se le agota el crédito antes de lo esperado. No basta con sustituir a un pistolero para pasar a la historia sino que por sus hechos, sus propias decisiones, se le juzgará. Le han cogido espiando a sus aliados europeos y hasta los británicos están escandalizados. En las Islas, ya se sabe, una cosa es practicarlo, y otra que te pillen. Snowden sigue libre y acusa a Obama de temer a una sociedad informada. Para los americanos “así es como funciona la inteligencia”. “Los servicios de espionaje están para espiar”, escribe Pablo Pardo en El Mundo. Empieza a parecer que quien no ha sido espiado, no es nadie.

Seguir la noticia…


4. El sur corrupto y vago, ¿y el norte?

Josep Vicent Boira, de la Universitat de Valencia, llama en La Vanguardia a terminar con los tópicos que vinculan geografía -“latitud”- y “política” porque no hacen sino anclarnos en el pasado, perpetuar los recelos y llevarnos a ninguna parte.  “El concepto peyorativo de PIGS, que agrupa a Portugal, Italia, Grecia y España, es el ejemplo más claro de pervivencia de la relación entre latitud y política”, escribe. “Es hora de rebelarse, de liberarse de la vieja tiranía de la latitud. Asomarse a una nueva universal máquina del mundo, he aquí la aventura de quienes observan con curiosidad e interés este planeta”, escribe. Abre los ojos.

Seguir la noticia…


5. Un papelito de Joaquín Vidal.

Miguel Mora, es corresponsal de El País en París, antes en Roma y Lisboa. Nos trae una de esas pequeñas piezas en apariencia intrascendentes, pero de enorme valor. “Rebuscando papeles me encuentro con esta joyita que escribió, ¡a máquina!, el maestro Joaquín Vidal”, una de las mejores plumas de la historia del periodismo.  “Era un mensaje dirigido a Juanjo Fernández, de la sección de Deportes”, explica. “He decidido reproducirla como un pequeño tributo a los dos, pensando que muchos periodistas jóvenes no saben cómo eran las redacciones hace 25 años. Hoy, dice @vincebobadilla, las mejores plumas están en los gabinetes de prensa de las empresas. ¡Ay, madre!

Seguir la noticia…



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba