5 estrellas

7 de febrero

Para lucir la casa, primero hay que hacer limpieza. Si no, cuando llegan las visitas hay mal olor y no hay forma de pasar un rato agradable. El tufo marcó la entrevista con Merkel y hoy llega la cumbre europea con la agenda política, social y económica española condicionada aún por los casos de corrupción. Mientras, Merkel y Hollande preparan el cierre del presupuesto europeo y un plan de impulso al empleo juvenil. Es difícil eludir las referencias a la corrupción porque los medios están hasta arriba de casos. (Felicidades a Cinco Días por su número 10.000, a pesar de la crisis)

1.- Una sociedad desazonada. 

La estrategia consiste en cuestionar la veracidad de cualquier cosa que se diga o se publique. Y claro, en esa dinámica, hasta la encuesta del CIS tiene lagunas. Se hizo antes de que estallara el “caso Bárcenas” –en realidad, es la segunda vez que explota- y eso es motivo suficiente para que cada uno quiera llevarse el ascua a su sardina. En La Vanguardia, José Antich, escribe que “mientras los políticos se encuentran inmersos en un cruce de acusaciones para tratar de ganar la batalla de la opinión pública en medio de incesantes casos de corrupción, la sociedad asiste entre estupefacta y enormemente irritada a una situación nueva”. Cita también los casos en Cataluña, aunque sobre eso, el mejor análisis es el de Jesús Cacho aquí mismo.

Seguir la noticia…


2.- La gran burla de Elmyr de Hory.

Urdangarin ha recurrido la fianza de 8,1 millones de euros dado que, en su opinión, es “desproporcionadamente excesiva” y le provocaría “empobrecimiento injusto”. El efecto perseguido es el mismo que el de Mas con su cumbre contra la corrupción. No es nuevo ni se circunscribe a la política. Elsa Fernández-Santos (@sunsetelsa) en El País revela la figura de Elmyr de Hory, cuyas obras suplantan a las de maestros como Picasso, Matisse o Modigliani y han llegado a exponerse en los grandes museos. No deja de ser un maestro del pincel y un truhan.

Seguir la noticia…


3.-Con tanta conspiración, es duro aceptar el anonimato.

“Las conspiraciones están por todas partes, y en todo tiempo. Qué otra cosa han sido las revoluciones si no conspiración”. La frase es de @begonahuertas en Eldiario.es. Esperanza Aguirre, a la que fichó un cazatalentos, ya dijo que no entendía las críticas cuando en realidad apenas las hubo. Y ahora que el río baja revuelto, la ex presidenta se ofrece para regenerar la política y combatir la corrupción. Huertas escribe: “el caso es que en medio de tanta conspiración, es duro aceptar que uno sea tan insignificante que nadie se dedique a conspirar contra él”.

Seguir la noticia…


4.- Las mismas reglas para todos. 

@elisadelanuez, en El Mundo, aboga por cambiar las reglas del juego. “Estamos comprobando con angustia que nuestros gobernantes son muy complacientes con personajes que parecen sacados de una serie de gángsteres (…), mientras que son muy duros con los ciudadanos y los medios de comunicación a quienes exigen transparencia y honestidad”.

Seguir la noticia…


5.- El último viaje.

El Príncipe Felipe despidió ayer al portaaviones “Príncipe de Asturias” en su último servicio rumbo al desguace. El buque de proyección estratégica “Juan Carlos I” ocupará su puesto como buque insignia de la Armada española. Paradojas de la historia. El “Príncipe de Asturias” fue un símbolo de la modernización de España cuando se botó en 1988. Se dijo que era “el portaaviones de la democracia” porque en 1977 se aprobó su construcción. Cuando los militares pensaron en un buque de este tipo quisieron llamarlo “Almirante Carrero Blanco”, pero la deriva del país aconsejó bautizarlo como “Príncipe de Asturias”. La crisis ha acabado con su tiempo.

Seguir la noticia…



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba