5 estrellas

Necesitamos más Snowdens y Mannings.

Julian Assange, Manning y Snowden son nuestros nuevos héroes, ejemplos de la nueva ética, propios de nuestra era de control digitalizado.

Slavoj Zizek, filósofo y crítico cultural nacido en Eslovenia, recuerda en Clarín una anécdota atribuida al magnate del periodismo William Randolph Hearst: “Tengo miedo de que, si me voy, haya caos, que todo se caiga a pedazos, pero tengo aún más miedo de que, si me voy, todo funcione normalmente sin mí, ¡demostrando que no soy necesario!” Escribe Zizek que "algo parecido puede decirse sobre el control estatal de nuestras comunicaciones. Debemos temer que los organismos estatales sepan todo pero debemos temer todavía más que fracasen en su empeño". En su artículo sobre las razones del estado para espiar a sus ciudadanos afirma que "lo que hace tan peligroso el amplísimo control de nuestra vida no es que perdamos nuestra intimidad a manos del Gran Hermano". El problema está en que "sin saber por qué, sin hacer nada ilegal, de pronto podemos figurar en una lista de vigilancia de terroristas". Por eso necesitamos más Mannings y Snowdens en China, Rusia y en todas partes.

Seguir la noticia...


Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba