5 estrellas

Jobar, después del horror químico.

La visión produce escalofríos”, relata Mariela Rubio en El País desde Jobar, uno de los barrios que el pasado 21 de agosto fue atacado con armas químicas. Las conciencias se agitaron aquellos días, pero no se ha movido un dedo todavía para evitar que los sirios sigan matándose.

Es la crónica de una guerra civil en la que todos culpan a todos. Dramática y sangrienta. "“A veces, escuchamos las voces de los rebeldes al otro lado de la pared en un mismo edificio”. Visto desde España, parece un asunto de otro mundo. Bastante tenemos nosotros con lo nuestro. O eso es lo que parece transmitir el Gobierno, de cuya posición sobre Siria nos enteramos casi por casualidad gracias comunicado del G-20 y que rechaza que el presidente acuda al Parlamento a explicarse sobre esto.

Seguir la noticia...



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba