5 estrellas

Cataluña tiene prisa y Madrid toma nota.

Enric Juliana en La Vanguardia se muestra convencido de que “Desde la capital, empieza a abrirse paso la idea de que la fase del silencio expectante debe cerrarse para ensayar una estrategia más basada en la propuesta”. Lo cierto es que España tiene un problema cuando el entusiasmo de una parte muy importante de su ciudadanía tiene depositadas sus expectativas de futuro en la independencia. Dice Juliana que “el independentismo es hoy la expresión más directa y dinámica del cúmulo de malestares que se concentran en Catalunya como consecuencia de la crisis económica y de la desgraciada revisión del Estatut”.

Lo que reflejan los medios es una reacción fascista en Madrid, una agresión que nos devuelve a los años oscuros de la transición a la democracia. La forma en la que se está llevando el asunto evidencia muchos otros males de nuestra joven democracia. “Aún a riesgo de exagerar, podríamos afirmar que el independentismo catalán es la cristalización más excéntrica de un nuevo regeneracionismo español quizá imposible. Son muchas las personas en España que hoy sueñan con un reset”.

Seguir la noticia...



Comentar | Comentarios 0

Tienes que estar registrado para poder escribir comentarios.

Puedes registrarte gratis aquí.

  • Comentarios…

Más comentarios

  • Mejores comentarios…
Volver arriba